Resultados

El ICO multiplica por cuatro su beneficio hasta marzo

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) obtuvo un beneficio neto de 46,63 millones de euros durante el primer trimestre de 2008, lo que supone multiplicar por cuatro (un 296% más) los 11,76 millones logrados en el mismo periodo del año anterior, informó hoy la entidad.

El ICO resaltó que este incremento se debió fundamentalmente a una menor necesidad de dotación en la provisión genérica trimestral, siguiendo los criterios establecidos por la Circular 4/2004 del Banco de España.

El margen financiero alcanzó durante el primer trimestre del año 65,33 millones, el ordinario, 81,44 millones y el de explotación, 73,27 millones de euros. Durante este periodo el ICO concedió préstamos por importe de 2.760 millones de euros, con lo que ejecutó el 23,6% del objetivo presupuestado para todo el ejercicio.

Este volumen de disposiciones se debió tanto a la buena marcha de las Líneas ICO 2008 de Apoyo a la Empresa como a la financiación directa. En este sentido, el Instituto destacó los 1.107 millones de euros dispuestos de la Línea ICO-PYME 2008, cuyas disposiciones comenzaron en el mes de febrero.

Las disposiciones de los créditos directos a la clientela ascendieron en el primer trimestre hasta 1.284 millones de euros, incluidos los avales. Estos préstamos estuvieron dirigidos a financiar proyectos estratégicos para la economía nacional, inversiones de empresas españolas en el exterior y operaciones de política económica.

Para hacer frente a estos préstamos, el Instituto acudió al mercado de capitales realizando operaciones de financiación, a medio y largo plazo por valor de 3.341 millones de contravalor en euros. Del importe total, 2.990 millones correspondieron a emisiones realizadas a medio y largo plazo y los 351 millones restantes son operaciones a corto plazo.

El ICO realizó emisiones en seis divisas diferentes: coronas noruegas (NOK), libras esterlinas (GBP), dólares (USD), dólares australianos (AUD), dólares neozelandeses (NZD) y reales brasileños (BRL), siguiendo con su objetivo de diversificar su base inversora.

Durante los tres primeros meses de 2008 el balance de su actividad se situó en 44.030,30 millones de euros, lo que supone un incremento del 10,40% respecto al trimestre anterior. Este aumento se debe fundamentalmente al aumento de la actividad crediticia, tanto a través de préstamos directos como a los dispuestos mediante las Líneas de Mediación.

El coeficiente de morosidad se situó en el primer trimestre en el 1,52%, según el criterio del Banco de España y exceptuando las operaciones de política económica, mientras que el coeficiente de solvencia alcanzó el 11,27%.