Pinchazo inmobiliario

Paradojas de la crisis: La búsqueda de viviendas se dispara en Internet

Los portales inmobiliarios están notando la crisis, pero de una manera muy particular. En contra de lo que podría esperarse, el negocio de las webs dedicadas al anuncio de viviendas sigue en auge. Y es que en plena desaceleración del sector ha aumentado el uso de Internet tanto para buscar como para anunciar casas, gracias a una fórmula mucho más cómoda y económica frente a los intermediarios tradicionales.

Paradójicamente, mientras la crisis inmobiliaria ha provocado el cierre de numerosas agencias intermediarias tradicionales, el 45% del total sólo en 2007, los portales especializados no sólo están aguantando el tipo sino que incluso ven crecer su negocio. La razón es muy sencilla: ante el exceso de oferta las webs ofrecen una fórmula más cómoda para los compradores y más económica para las empresas.

El número de visitas se ha incrementado en los últimos tiempos. Según el panel de audiencias de Nielsen NetRatings, los buscadores inmobiliarios registraban 1,7 millones de usuarios únicos en 2005, 2,2 en 2006 y más de 3 millones al cierre de 2007. En enero de este año el número de navegantes ascendía a 3,47 millones y en febrero, a 3,2 millones, lo que supone el 17% del total de la audiencia de Internet en España.

José Manuel Sánchez, director de análisis y estudios de la consultora Knight Frank España, explica que ¢la tendencia al incremento en las visitas en los portales ha sido exponencial en los últimos diez años y, en concreto, en los últimos cinco. Lo cierto es que es una herramienta de bajo coste con muy buenos resultados como escaparate¢. Por su parte, Valentín Fernández, director de promociones de Foro Consultores, señala que el uso de Internet ya es mayoritario y ¢estas webs son un medio muy cómodo y relativamente económico que llegan a todo el mundo¢.

Para la empresa editora de El País Clasificados el efecto de la crisis se traduce en ¢un aumento del tráfico, debido al incremento de la oferta, pero en un descenso de las transacciones¢.

Comodidad e información

Atrás ha quedado el §patearse§ las calles tomando nota de los carteles colgados en las fachadas de los edificios, así como recurrir a los servicios de una oficina inmobiliaria o leerse los clasificados. Las ventajas de Internet se han impuesto en tiempos difíciles para el sector. En primer lugar se eliminan los intermediarios y, en consecuencia, el precio final de los inmuebles es algo más reducido porque no incluye los honorarios que cobran las agencias inmobiliarias. Asimismo, los internautas disponen de más información y ahorran tiempo, ya que pueden ver todas las ofertas disponibles actualizadas y las características de las viviendas sin moverse de casa, además de contactar directamente con el propietario.

¢Hoy por hoy el que busca vivienda necesita estar trabajando, por lo que entre el trabajo y las cosas de la casa se hace muy difícil el traslado de punto de venta en punto de venta. Desde el ordenador vemos qué se está vendiendo, los precios, las calidades, la localización, etc.¢, argumenta Sánchez. Además, ¢todo el mundo parece expectante a la bajada de precios y, dado que la demanda sigue existiendo, qué mejor que ir ojeando desde casa por si surge algo¢.

También para los propietarios particulares anunciar su vivienda por Internet resulta más eficaz. "Ahora mismo la referencia para informarse y obtener información entre la gente joven es Internet. Y como mi piso es pequeño y seguramente los interesados son parejas jóvenes, me parece el canal más apropiado y directo para llegar a potenciales compradores. Además, puedes ir introduciendo fotos y videos y variar el precio cuando te convenga", afirma K.G., un vitoriano de 30 años afincado en Madrid.

Por su parte, cada vez más promotoras inmobiliarias acuden a esta herramienta online para comercializar sus productos. En un momento en el que flojean las ventas hay que §arrimarse§ al sol que más calienta, y se estima que las compañías del sector captan alrededor del 65% de su potencial clientela a través de la red. Según las cifras que maneja Valentín Fernández, ¢entre el 15% y el 18% de las ventas de muchas de las promociones de obra nueva se realizan a través de Internet, lo que supone un ratio muy alto en comparación con la inversión publicitaria que supone.¢

Refugio publicitario

Y es que Internet se ha convertido en un soporte publicitario muy rentable. Hay buscadores gratuitos para particulares, pero el precio para los anuncios de las empresas ronda los 300 euros mensuales por promoción frente a los 3000-6000 euros que cuestan los reclamos en la prensa. ¢Una gran ventaja es que en prensa el anuncio sólo aparece un día, mientras que en las webs se ve todo el mes¢, apunta Fernández.

¢Como el periodo de venta se ha alargado, mantener un anuncio visible en un periódico es mucho más caro. Por este motivo, el que verdaderamente está sufriendo la crisis es el sector de la prensa. Los portales se han convertido en un refugio publicitario que ofrecen más presencia por menos dinero¢, comentan desde de El País Clasificados. ¢El buscador inmobiliario no es un sustituto de la agencia sino del medio publicitario¢, añaden.

Esta última idea también la comparte José Manuel Sánchez, que cree que las agencias y los portales ¢son métodos complementarios y no excluyentes¢.

Fotocasa.es lidera el ránking de las webs inmobiliarias, con 1.589.702 visitantes únicos, de acuerdo con los datos de Market Intelligence correspondientes al mes de marzo. El segundo puesto es para Idealista.com, que registró 1.436.091 usuarios. Ya de lejos, le siguen Yaencontre.com y Portae.com, que cuentan con 476.227 y 417.615 interesados, respectivamente. El top cinco lo completa Globaliza.com, con 477.365 visitas.