Mercados

Las empresas del Ibex marcan un nuevo récord de beneficios hasta marzo

Si Telefónica cumple con las previsiones, las empresas del Ibex 35 firmarán un nuevo récord de resultados en el primer trimestre de 2008. Hasta el momento, el 94% de las 16 firmas que han presentado sus cuentas ha batido las expectativas. Sus beneficios agregados crecen un 18%.

Ni crisis ni nada que se le parezca, al menos en las cuentas correspondientes al primer trimestre de las compañías que forman el Ibex 35. Tienen de plazo hasta el próximo 16 de mayo para comparecer ante el mercado, pero las cifras conocidas hasta el día de hoy han sorprendido gratamente a los expertos, que casi dan por sentado que el beneficio neto en términos agregados volverá a alcanzar un montante histórico.

Sólo tres de las 16 firmas que han desfilado ante la CNMV se han visto obligadas a revelar una caída de los beneficios respecto a los tres primeros meses de 2007: Acerinox, Criteria y Bankinter. 'Lo que no quiere decir que sus cuentas sean malas, puesto que en todos los casos han batido las expectativas', puntualiza Mariano Sancho, director de renta variable de Riva y García.

'Los resultados están yendo como se esperaba, sin ninguna sorpresa especialmente desagradable, lo que ya es positivo para el mercado', explica Víctor Peiró, director de análisis de Caja Madrid Bolsa. Este experto advierte, sin embargo, que algunas cuentas han mejorado gracias a la ampliación del perímetro de consolidación, como las de Iberdrola con Scottish Power o las de ACS con Unión Fenosa. El impulso de los extraordinarios se ha dejado notar, además, en Mapfre, por la transmisión de varios activos a Caja Madrid, y en Unión Fenosa, por las plusvalías de la venta de Meralco y de France Télécom. Todas las miradas se centran ahora en Telefónica: 'A menos que la evolución de sus negocios se haya torcido mucho en marzo, estará a la altura de las expectativas', afirma Alicia Jiménez, directora de análisis de SelfTrade. Las estimaciones de beneficio neto para la operadora, que publicará sus cuentas el próximo 14 de mayo, se sitúan en unos 1.465 millones de euros, según Bloomberg.

Hasta el momento, sólo tres firmas han registrado una caída del beneficio en el primer trimestre

Víctor Peiró prevé que la desfavorable tendencia en la economía vaya notándose en los beneficios a medida que avance el ejercicio, si bien augura un crecimiento agregado 'entre el 8 y el 10%' para el final de año entre las firmas del selectivo español. Este notable incremento quedaría sensiblemente por debajo de las tasas logradas entre los ejercicios de 2003 a 2006, cuando eran habituales aumentos en el entorno del 30%. El alza correspondiente al conjunto de 2007 se quedó en un 15%, frente al 35% logrado en los tres primeros meses de ese ejercicio. De momento, todas las empresas con las cuentas encima del tapete han logrado batir, aunque sea por la mínima, las expectativas del mercado, con la única excepción de Banco Popular, que no las alcanzó por muy poco.

En EE UU se prevé una caída del 14%

En Wall Street, van más avanzados que en España, puesto que el 75% de las compañías del Standard & Poor's 500 ya ha dado a conocer la evolución de sus resultados en el primer trimestre. Así, los expertos de Thomson Reuters calculan que la caída en el agregado del beneficio neto se situará finalmente en el 14,1%, lo que supondrá el tercer trimestre consecutivo de retrocesos en el beneficio, un dudoso hito que no había tenido lugar desde el tercer trimestre de 2001 (véase gráfico).

Las previsiones han ido empeorando progresivamente desde el aumento del 5,7% augurado en enero, si bien las cifras definitivas han acabado mejorando las ya rebajadas expectativas. Hasta el 25 de abril, el 63% de las firmas que habían presentado sus cuentas superó las expectativas, frente al 13% en línea y al 24% por debajo. Como era de esperar ante la convulsión subprime, el sector financiero es el que más está sufriendo en cuanto a sus resultados. En términos agregados, el mercado estima que los bancos ganarán 17.500 millones de dólares, lo que supondría una caída del 70% respecto a los 59.200 millones que comunicaron en el primer trimestre de 2007. En el otro lado de la balanza, se espera que las compañías energéticas ganen un 29% más.