Planes de pensiones

La subida de las Bolsas reduce el número de las carteras en pérdidas

En cuatro de las seis últimas semanas, las Bolsas han registrado ganancias, en varios casos por encima del 3%. No se puede decir que los mercados de renta variable estén en retirada. Abril ha dejado un buen sabor de boca a los inversores, con una ganancia en el Ibex 35 del 4% y mayo comienza con buenos augurios. Aunque los partícipes han recortado sus posiciones de riesgo en los últimos meses, sustituyendo riesgo bursátil por seguridad en la renta fija a corto, el ambiente favorable a un retorno a la renta variable parece cada vez más extendido ya que en algunos medios bursátiles se están explotando al máximo las expectativas potencialmente alcistas del mercado.

La profundidad de la crisis financiera podría estar dando sus últimos coletazos y son cada vez más frecuentes los diagnósticos que están sustituyendo la cautela por la valoración positiva del riesgo. Los planes de renta variable pierden en los 12 últimos meses un 13% y en lo que va de año algo menos del 8%, pero las pérdidas se han reducido de forma sensible a lo largo de esta última semana.

Hay al menos tres tipos de planes en los cuales las ganancias se están extendiendo a un número cada vez mayor de entidades. Los garantizados siguen ocupando el espacio preferente, aunque en términos anuales las ganancias son aún exiguas, dl 0,6%. Pero en términos acumulados, durante los cuatro primeros meses del año superan con amplitud esos niveles. Más de la mitad de los planes de pensiones de este tipo ofrecen ganancias a estas alturas del año, con rendimientos que en algunos casos superan el 2%.

Otro de los grupos en los que el balance es favorable es el de renta fija a corto, en el que más de la mitad refleja ganancias en lo que va de año. En los 12 últimos meses, el rendimiento medio de estos planes es el más elevado del mercado, con un 1,80% de rentabilidad, inferior en todo caso a la tasa de inflación pero con algunas expectativas de mejora de aquí a finales de año.