CincoSentidos

Los españoles están poco preparados para la jubilación

Los jubilados españoles están relativamente satisfechos con las pensiones que les han correspondido una vez finalizada su vida laboral, pero más de la mitad se lamenta de no haberse procurado un ahorro complementario a las pensiones públicas. Según una encuesta encargada por Unespa, la mayoría de los españoles están convencidos de que es necesario el ahorro para la jubilación, pero sólo un 37% declara estar haciéndolo. Un 30% asegura que lo hará más adelante, pero casi un 25% de los españoles, aún reconociendo que es necesario, no tiene previsto ahorrar para cuando llegue su retiro profesional.

La patronal del seguro ha planteado la cuestión del ahorro para la jubilación a las personas que ya disfrutan de la pensión y el 36% ha reconocido que fue previsor y está satisfecho con las rentas que hoy disfruta; otro 30% también lo intentó pero no pudo ahorrar, y un 23% de los actuales pensionistas tampoco está satisfecho porque lo que pudo ahorrar ha resultado escaso para garantizar en la actualidad un buen colchón.

La encuesta, encargada por Unespa para su Memoria Social 2007 y de la que su presidenta Pilar González de Frutos avanzó ayer algunos resultados, refleja que siete de cada diez personas tienen claro que para mantener su nivel de vida actual, su pensión futura será insuficiente. También es elevadísimo el grado de concienciación individual que tienen los encuestados, ya que el 72% suscribe plenamente la frase de 'quien no ahorre por su cuenta, no podrá mantener su nivel de vida'.

En contra de la tendencia actual, que busca retrasar la edad media de jubilación, los españoles tienen otra idea en la cabeza. Los encuestados creen que se jubilarán con una edad media, de 63,1 años, con lo que están pensando en prejubilaciones.

A los españoles les preocupa el envejecimiento, una mayoría del 70% reconoce que es un error vivir al día, pero el 72% no hace testamento, al menos hasta los 55 años, y la mitad tampoco tiene un seguro de vida o de decesos. Confían más en el colchón para los imprevistos, excepto en el grupo de los más jóvenes.

Cómo atender a una sociedad envejecida es también una de las preocupaciones de las empresas del seguro, que han impulsado un grupo de consulta que analice políticas públicas y realice propuestas de mejora.

En su primera reunión, el grupo ha decidido nombrar presidente al ex director gerente del FMI, Rodrigo Rato. Le acompañarán los expertos, Xavier Sala-i-Martí, economista y profesor de la Universidad de Columbia; José María Fidalgo, secretario general de CC OO; Juan Chozas, ex secretario general de Empleo y Relaciones Laborales; Víctor Pérez-Díaz, catedrático de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid; Juan Manuel Eguiagaray, ex ministro de Administraciones Públicas y de Industria, y Pilar González de Frutos. Como secretario del grupo actúa el director de Análisis y Estudios de Unespa, Miguel Ángel Vázquez.

El grupo ha puesto en marcha las bases del concurso para seleccionar a la universidad que realice el trabajo de fondo sobre el envejecimiento. El trabajo está abierto a equipos de investigadores españoles, aunque se valorará especialmente la participación de universidades extranjeras. Unespa retribuirá el trabajo con 120.000 euros. El plazo de inscripción termina el próximo 10 de junio.