CincoSentidos

Conciliación en España, un quiero y no puedo

Más del 70% de los españoles renunciarían al 10% de su sueldo por mejorar su calidad de vida

Conciliación en España, un quiero y no puedo
Conciliación en España, un quiero y no puedo

Equilibrar la vida personal y el trabajo parece que sigue sin ser posible. Se hacen esfuerzos. Las empresas se lo proponen y los profesionales comienzan a valorar más positivamente medidas como la flexibilidad en los horarios, el teletrabajo o la posibilidad de reducir la jornada laboral. Sin embargo, la retribución económica sigue siendo el factor más importante a la hora de cambiar de compañía.

æpermil;stas son algunas de las conclusiones que se desprenden del Estudio Anual Cátenon de Satisfacción Laboral y Calidad de Vida 2008, que la consultora ha realizado durante los meses de marzo y abril a partir de encuestas a casi mil trabajadores españoles. Los resultados no son muy optimistas; tres cuartas partes de los españoles cree que para lograr una brillante carrera profesional es necesario renunciar a una parte importante de la vida personal. En este sentido, las principales medidas que proponen los encuestados para mejorar la conciliación entre trabajo y vida privada son, por orden de preferencia, el horario flexible, la distribución libre de las horas de trabajo a lo largo de año, el teletrabajo y la posibilidad de reducción de la jornada laboral o la excedencia.

Además, el dinero no lo es todo para el profesional de hoy en día. El 72% de los trabajadores consultados aseguran que estarían dispuestos a renunciar a una parte de su salario para mejorar su calidad de vida, siendo más del 40% los que renunciarían al 10% de su salario y la cuarta parte estaría dispuesto a perder el 25% de su retribución. A pesar de estas cifras, que demuestran la gran importancia que tiene para los profesionales el tiempo libre y la vida personal más allá del entorno laboral, el aspecto económico continúa siendo el factor principal que motiva a las personas a un cambio de trabajo -el 23% de los encuestados lo consideran el motivo principal para el cambio-. A continuación van otros aspectos como la responsabilidad y la autonomía en el puesto o las posibilidades de desarrollo y promoción dentro de la compañía.

Otros aspectos que los profesionales tienen en cuenta a la hora de valorar una oferta son la cercanía del lugar de trabajo a la residencia del propio empleado, así como las condiciones del entorno respecto a la ubicación de la compañía. El 8% de los empleados de los considera fundamentales.

En lo que respecta a las diferencias entre hombres y mujeres sobre los factores que más les retienen en su actual empleo, ellos destacan, por este orden de importancia, la responsabilidad y autonomía en el puesto, el reconocimiento dentro de la empresa y sentirse bien pagados. Las mujeres consideran más importante el buen ambiente laboral, el reconocimiento dentro de la compañía y la flexibilidad en los horarios.

Las relaciones humanas en el entorno laboral han ido adquiriendo con los años una creciente importancia por parte de los trabajadores. El trato con el superior es una de las más importantes para muchos profesionales. ¿Qué se le pide al jefe? El informe realizado por Cátenon destaca que los hombres dan mayor importancia a la capacidad de liderazgo, la comunicación con los subordinados, la capacidad de delegar y la honradez y humildad. En cambio, las mujeres priman ante todo su capacidad de comunicación, el liderazgo, que sepa trabajar en equipo y que sea una persona honrada y humilde.

Como dato más anecdótico, la encuesta pregunta también a los trabajadores qué harían en el caso de que les tocasen 200.000 euros en la lotería. El 18% de los españoles montaría su propio negocio, mientras que un 72% continuaría trabajando y gastaría el dinero en caprichos, deudas o inversiones. Sólo un 10% se tomaría un año sabático.

Al extranjero sí, pero por poco tiempo

Los profesionales españoles no temen trasladarse al extranjero. El 67% de los trabajadores estaría dispuesto a trabajar fuera de España si le surgiese una oportunidad profesional interesante, aunque sólo el 17% residiría en el extranjero durante un periodo superior a tres años. æpermil;sta es otra de las concusiones que se desprende del Estudio Anual Cátenon de Satisfacción Laboral y Calidad de Vida 2008.

'España era antes un mercado de talento mucho más local que el resto de países de nuestro entorno, pero hoy en día se ha transformado para acercarse completamente a la tendencia que vemos en otros países en los que operamos: el ejecutivo español de alto nivel está ocupando plazas atractivas en países de la Unión, y muchas compañías españolas incorporan en sus cuadros medios y directivos a profesionales extranjeros, que se integran a la perfección', señala Cristina Villanova, directora de marketing de Cátenon en España.

En este sentido, un 62% aceptaría la movilidad laboral al extranjero si fuese en Europa, un 28% se iría a EE UU, el 6% aceptaría viajar a Asia y sólo un 1% lo haría a Oriente Medio. Por países, Reino Unido es el más solicitado. Eso sí, el 90% de los encuestados se trasladarían con el objetivo de mejorar su nivel salarial.