'Telecos'

Los rivales acusan a Telefónica de cargarles costes de su red de fibra

No hay acuerdo. Telefónica quiere lanzar en el segundo semestre las primeras ofertas comerciales a través de su red de fibra, pero para ello ha planteado a sus rivales que tienen que hacer cambios técnicos que lo hagan posible. Las operadoras lo han rechazado de plano, con el argumento de que el ex monopolio no puede pretender que sean ellas las que asuman el coste.

Los rivales acusan a Telefónica de cargarles costes de su red de fibra
Los rivales acusan a Telefónica de cargarles costes de su red de fibra

Las posturas difícilmente pueden estar más alejadas. Telefónica ha comunicado formalmente a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) su intención de lanzar, 'de forma limitada', las primeras ofertas comerciales a clientes a través de su nueva red de fibra óptica a partir del segundo semestre del año. El problema es que para ello ha propuesto unas modificaciones técnicas y regulatorias de la normativa actual que afectan directamente a sus rivales. Las operadoras alternativas han rechazado sin matices la proposición, así que la CMT está buscando alternativas para llegar a un pacto.

La clave del desacuerdo está en la conexión de los clientes. Con la tecnología actual, la interconexión regulada en la denominada OIR -oferta de interconexión de referencia- permite que todas las llamadas lleguen a su destino, independientemente de la operadora que tenga contratada cada usuario. Es decir, un abonado de Ono puede conectar sin problemas con uno de Telefónica.

Esta situación puede cambiar. El ex monopolio lleva meses con una prueba piloto en la que da servicios con su nueva red de fibra a unos 5.000 clientes. Y lo está haciendo sin ningún cambio técnico o normativo, asumiendo ella las modificaciones necesarias para que estos usuarios no queden incomunicados. Pero en enero planteó a la CMT un cambio en la regulación con vistas al lanzamiento comercial. El regulador trasladó la propuesta a los rivales de Telefónica, en un periodo de alegaciones que terminó el pasado viernes. La CMT tiene ya en sus manos la respuesta de los afectados y el consenso es total a la hora de rechazar la oferta de Telefónica, según fuentes conocedoras de la situación.

La CMT se reunirá en los próximos días con los afectados para buscar un acuerdo

TELEFÓNICA 7,44 -0,60%

Los rivales del ex monopolio consideran que Telefónica les está trasladando a ellos costes que no deberían asumir. Su propuesta les obliga a invertir para conectar su red a la nueva de Telefónica, cuando es el ex monopolio el único que se va a beneficiar con el lanzamiento, argumentan. Pero, sobre todo, critican que es una solución intermedia para el estreno más inmediato de servicios, porque a largo plazo no es válida.

Los operadores alternativos también cuestionan la pretensión de Telefónica de cambiar la OIR cuando lleva años resistiéndose a hacerlo y afirman que sólo quiere modificar el punto concreto que necesita para la interconexión de sus clientes. Telefónica prefirió ayer no comentar esta información.

Después de la negativa recibida por los rivales del ex monopolio, la CMT se ha apresurado a convocar reuniones con el sector para intentar desbloquear el conflicto. Fuentes cercanas al regulador aseguran que en ningún caso se pondrá en peligro la interconexión de los clientes, un derecho que se debe garantizar, y que se escuchará al sector antes de tomar una decisión.

Una opción que plantean los operadores alternativos es abordar una reforma de la OIR, pero que incluya todas sus peticiones y no sólo el punto concreto que propone Telefónica.

Un acceso gradual hasta 100 megas

Telefónica todavía no ha desvelado cuál será su estrategia comercial en las ofertas que lanzará con su nueva red de fibra. La CMT es la institución que más información tiene, con los datos comunicados por el ex monopolio de que será un lanzamiento limitado a partir del segundo semestre.

La red de fibra permite navegar a velocidades de 100 megas, pero todo apunta a que al principio habrá ofertas que darán capacidades más bajas, 30 megas.