Internacionalización

Corporación Mondragón abrirá en julio cuatro plantas más en China

Al presidente de Mondragón Corporación Cooperativa (MCC), José María Aldecoa, no le convence el concepto de deslocalización. Defiende la internacionalización de las empresas del grupo cooperativo, pero no a costa de cerrar plantas en casa, sino como forma de ampliar el negocio y optimizar su rentabilidad vía menores costes laborales, por ejemplo. De esta forma, sostiene, no se compromete el empleo. La experiencia del grupo dice que las empresas que se han internacionalizado han preservado mejor sus puestos de trabajo que las que no lo han hecho. 'Conservamos la ingeniería aquí' y el montaje se hace fuera. Es la filosofía de la casa.

Una filosofía que llevará a Mondragón a abrir cuatro nuevas plantas en China el próximo mes de julio, a la búsqueda de esas ventajas competitivas, según anunció ayer Aldecoa.

El país asiático no es un territorio desconocido para la corporación, que ya dispone allí de nueve fábricas y un recién inaugurado (el pasado mes de noviembre) parque industrial, en el que prevé invertir 100 millones de euros de aquí a 2012.

Allí, precisamente, se instalarán tres de las cuatro compañías que abrirán en China el próximo verano. Se trata de Batz, la fábrica de componentes de automóvil que proporciona pedalería a General Motors; Fagor Electrodomésticos; Fagor Industrial; y la línea de bienes de quipo de estampación y prensa de esta misma firma.

Los planes del grupo cooperativo pasan por que antes de que cierre el año hagan la maleta al menos cinco empresas más en dirección a este parque industrial.