Resultados

El mayor 'broker' japonés pierde 416 millones en su ejercicio fiscal por las mayores provisiones

La firma financiera japonesa Nomura Holdings cerró su ejercicio fiscal 2007/08, que concluyó el pasado 31 de marzo, con 'números rojos' de 67.847 millones de yenes (416 millones de euros), frente al beneficio neto de 175.828 millones de yenes (1.078 millones de euros), del ejercicio precedente.

La facturación de la mayor firma de corretaje de Japón disminuyó un 22,2%, hasta 1,5 billones de yenes (9.750 millones de euros), arrastrada por los descensos en las divisiones de banca de inversión, gestión de activos y minorista. Asimismo, los activos gestionados bajaron un 26,7%, hasta 26,3 billones de yenes (161.344 millones de euros).

La cuentas del 'broker' nipón sufrieron el impacto de las provisiones de 132.000 millones de yenes (810 millones de euros) realizadas por la entidad en relación con contratos con aseguradoras de bonos y las pérdidas por el abandono del negocio de valores respaldados por hipotecas residenciales en Estados Unidos.

En concreto, Nomura Holdings perdió 153.900 millones de yenes (944 millones de euros) en los tres últimos meses de su ejercicio, frente al beneficio neto de 33.100 millones de yenes (203 millones de euros) del mismo periodo del ejercicio precedente. Además, la facturación de la entidad sufrió un descenso del 91,2%, hasta los 21.500 millones de yenes (132 millones de euros).