Electricidad

Galán defiende su modelo de Iberdrola con una exhibición de beneficios

Ignacio Sánchez Galán se dio ayer un homenaje en Bilbao ante los accionistas de Iberdrola en su junta general al exhibir unos resultados netos en el primer trimestre de este año de 1.204 millones, lo que supone multiplicar por 2,6 el conseguido en el mismo periodo del año anterior. El presidente de la eléctrica vasca aseguró con rotundidad que Iberdrola cuenta 'con el mejor proyecto energético de este país'.

El ejecutivo se encontró cómodo en su examen anual ante los accionistas. Al inicio de la junta general ordinaria contaba con un apoyo del 70% del capital, presente y representado. Al final, cuando se votó, esta cifra ascendió hasta el 80% y, todos, validaron su gestión.

Galán a lo largo de esta semana se había aplicado en lanzar mensajes a través de los medios de comunicación para dar lustre a su gestión a lo largo de 2007 y alejar los rumores de posibles operaciones corporativas sobre la sociedad. Ayer esgrimió una rosario de cifras para avalar su trabajo al frente de la eléctrica.

La plusvalía por la venta del 4% de Galp y Scottish Power animan su resultado

IBERDROLA 9,83 1,95%

El primer ejecutivo de Iberdrola citó como hitos principales la integración con la británica Scottish Power, sociedad está ultima que aportó el 25% del beneficio desde abril del pasado ejercicio, la salida a Bolsa de Iberdrola Renovables y el acuerdo de compra de la estadounidense Energy East por 6.000 millones de euros. Está última operación, todavía por materializarse, se puede frustrar si los reguladores del Estado de Nueva York ponen trabas a la adquisición, según reconoció el propio Galán recientemente.

Pero donde se gusto Galán fue a la hora de avanzar los resultados de este primer trimestre. Otra vez la integración de la británica Scottish Power jugó un papel destacado.

Scottish Power

Su contribución hasta finales de marzo (el año pasado este periodo no entró en el perímetro de consolidación de Iberdrola), junto con las plusvalías de 386,5 millones conseguidas por la venta del 4% de la portuguesa Galp, disparó el beneficio de la compañía con sede en Bilbao hasta los 1.204 millones netos. Por su parte, Iberdrola Renovables, obtuvo unos números negros de 117 millones, mayores que los conseguidos en todo el año pasado, con un incremento de los ingresos del 150% gracias al aumento del 80% en la potencia instalada.

El presidente de Iberdrola se encontraba ayer en un terreno amable. En una junta que duró dos horas y media, no encontró oposición en los escasos accionistas que se acercaron al atril para expresar sus opiniones. Todos aplaudieron la gestión de Galán, aunque alguno solicitó mayores retribuciones para los propietarios de títulos de la eléctrica.

Galán, en cualquier caso, aprovechó la reunión para lanzar mensajes de tranquilidad. Sin realizar ninguna cita directa sobre ACS, EDF o Gas Natural, les pidió a los accionistas que 'no se preocupen por las fusiones' porque el grupo que él preside nunca les presentará un proyecto que 'no añada valor'. Defendió el suyo que ha convertido a Iberdrola en un 'auténtico' gigante energético mundial 'por su dimensión, su rentabilidad, su apuesta por las energías limpias, así como por la calidad de los resultados y de su solidez financiera'.

Galán no se salió del guión en la junta de accionistas. Iberdrola, según él, tiene un proyecto 'sólido y de futuro' que le garantiza un papel protagonista a nivel internacional en los 'próximos años'. Una vez más se desmarcó de los rumores que pueden afectar a posibles operaciones en las que este incluida Iberdrola. Añadió que cualquier decisión que se pudiera tomar se regirá bajo los parámetros de 'rectitud y de rigidez' en las decisiones de inversión.

El presidente de la eléctrica vasca no cerró la puerta a posibles estrategias de integración o fusión 'siempre que sean consensuadas y transparentes'. Si afirmó que no cree que salgan adelante operaciones realizadas de manera 'agresiva o con oscurantismo'. Esta opinión fue expresada más directamente el martes pasado en una comparecencia ante los medios de comunicación, y tuvo como destinatarios ACS y EDF a los que instó Galán a que 'presenten la oferta de compra o que se 'callen'.

Galán marcó así el campo de las operaciones corporativas. Dijo que no se haría 'nada' que no añada valor. El nuevo dibujo debería contemplar una compañía 'más grande y sólida' y con un nivel de apalancamiento similar 'al de los niveles actuales' y que no debe ser 'dilutiva'.

Iberdrola prevé invertir 24.000 millones de euros hasta 2010.

15 millones al presidente si cumple los objetivos

La junta de accionistas de la compañía eléctrica vasca aprobó un bono estratégico para los directivos de la compañía que le puede permitir a su presidente obtener unos ingresos adicionales a su sueldo ordinario de 15 millones de euros si se cumplen determinados objetivos en el periodo 2008-2010. Así, si la compañía consigue unos resultados de 3.700 millones de euros en el ejercicio de 2010, 350 ejecutivos se repartirán algo más de nueve millones de acciones, de los cuales 1,5 millones corresponderán a su máximo responsable. La referencia del precio se ha situado en la cotización de la acción a primeros de enero de este año y que se situó ligeramente por encima de los 10 euros. Galán, según los documentos aportados en la junta, recibiría cinco anualidades de indemnización si fuera relevado de la presidencia de la firma.