Mercados

La rebaja de estimaciones de beneficios prosigue

La alarma que causaron el viernes pasado los resultados de General Electric revivió ayer tras conocerse las inesperadas pérdidas de Wachovia. La preocupación por el impacto de la desaceleración económica cobra fuerza y los mercados afrontan la temporada de resultados en curso en busca de pistas.

Las empresas se empiezan a resentir y los expertos temen que las revisiones a la baja en términos de resultados no hayan hecho más que empezar. 'Las cosas empeorarán antes de mejorar en términos de crecimiento de resultados. Las expectativas de aquí a final de año son muy vulnerables de recibir revisiones a la baja', comenta Thomson en un informe. La firma explica que la prima de riesgo que maneja ha pasado del 0,09% al 10,9%.

En el momento actual las estimaciones de beneficios en el primer trimestre del año para las empresas del S&P 500 reflejan una caída del 14,1%, según Thomson. Una cifra muy alejada del crecimiento del 5,7% que se esperaba a primeros de año. El 1 de abril la previsión bajó a un -10,9% y las rebajas continúan.

La cautela que mostró General Electric para los meses venideros, empresa considerada un barómetro de la salud económica de EE UU por la elevada diversificación de su negocio, así como las menores expectativas que se manejan sobre sector financiero explican la caída reciente de las expectativas de resultados.

"Horribles"

'Los primeros signos son horribles', comentaba ayer en un informe David Kostin, estratega de Goldman Sachs. La firma espera más decepciones y revisiones a la baja durante la temporada de resultados en curso que supongan un lastre más para el S&P 500.