Nuevo Gobierno

Corbacho defiende la entrada de "todos los inmigrantes que sean necesarios", pero con contrato

El recién nombrado ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, defendió hoy que todos los inmigrantes que lleguen a España deberán tener contrato de trabajo, a la vez que apostó por buscar fórmulas para su integración sin que los españoles vean reducidos los beneficios del Estado del Bienestar.

¢En este país todos los inmigrantes que sean necesarios y uno más. Pero todos con contrato de trabajo. Eso debe ser incuestionable¢, afirmó Corbacho en declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press.

El nuevo ministro de Trabajo e Inmigración se mostró consciente de que las dos parcelas de las que va a ocuparse están de plena actualidad y explicó su visión sobre la inmigración. ¢El fenómeno de la inmigración se coloca en una escalera, se coloca en un barrio y se coloca en una ciudad, pero mi opinión es que ni la escalera, ni la ciudad, ni el barrio pueden funcionar nunca con la norma del último que se empadrona¢, señaló.

Corbacho, que pidió que no se ¢criminalice¢ a este colectivo, se mostró partidario de no trasladar a la sociedad ¢la percepción de que el Estado de bienestar corre riesgo porque han venido inmigrantes¢.

¢Si antes había diez personas con derecho a una beca de comedor, y ahora hay 20 personas que la quieren, no hay que dársela a los diez últimos que han llegado. Habrá que aumentar las becas del comedor hasta 20¢, argumentó.

Además, el nuevo ministro apostó por facilitar el retorno a aquellos extranjeros que se queden sin empleo en España, medida anunciada por el presidente del Gobierno en su debate de investidura, y explicó que los inmigrantes salen de países porque se han quedado sin ¢expectativas de futuro¢.

Próxima reunión con los agentes sociales

El nuevo ministro reconoció que su trabajo va a ser mirado con lupa por la situación coyuntural que vive España, pero indicó que los retos no hay que tomarlos como problemas, ¢sino con espíritu de trabajo para superarlos¢.

Con respecto a las competencias en materia de Trabajo, señaló que ya había hablado con el presidente de CEOE, Gerardo Díaz Ferrán y con los secretarios generales de UGT y CCOO, Cándido Méndez y José María Fidalgo, con los que se reunirá la próxima semana para iniciar el diálogo social.

¢El ministro tiene que hacer un trabajo de diálogo social para, entre todos, identificar los yacimientos de empleo, y para que los sectores de pérdida de empleo tengan el menor impacto posible en el ciudadano¢, explicó.

Así, defendió que en España el sector de la construcción destruye empleo, pero ¢los sectores de servicio están viviendo una situación emergente¢.