Desinversión

Portillo reduce por debajo del 30% su participación en Colonial

El primer accionista de Colonial, Luis Portillo, ha reducido desde el 32,9% hasta el 29,8% su participación en la inmobiliaria, tras ceder la pasada semana títulos representativos del 3% del capital en favor de Natixis, uno de sus bancos acreedores.

Portillo cedió a esta entidad, para atender las garantías de préstamos, alrededor de 50 millones de títulos de la inmobiliaria, representativos del 3% de su capital, valorados en 45,5 millones de euros en función de los actuales precios de mercado, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En virtud de la operación, el ex presidente de Colonial ha rebajado su participación en la compañía por debajo de la cota del 30%. En la actualidad cuenta con 488,79 millones de acciones, valoradas en unos 44,7 millones de euros a precios de mercado.

Por su parte, Natixis se hizo con una participación del 5,39% en el capital de Colonial, al sumar el paquete adquirido a Portillo a otras acciones que ya tenía.

COLONIAL 9,40 0,64%

Portillo se mantiene por el momento como primer accionista de la inmobiliaria, si bien está previsto que siga ejecutando acciones en favor de sus bancos.

'La Caixa' y Banco Popular, los dos primeros acreedores del empresario con los que tiene contraída una deuda total de 526 millones, ya han confirmado que sopesan convertirse en accionistas de Colonial quedándose también con los títulos asociados a este empréstito, un 9,15% en el caso del Popular y un 5,69% en el de 'La Caixa'.

En total, Luis Portillo mantiene una deuda de 1.473 millones de euros con un conjunto de entidades financieras asociada a su participación de primer accionista de Colonial.

anto Portillo como el segundo mayor accionista del grupo, la familia Nozaleda, tienen pignoradas (entregadas como garantía de préstamos) un gran volumen de acciones de la empresa que pueden ser ejecutadas por los bancos en determinados supuestos.

Pérdidas en Bolsa

La inmobiliaria lideró los descensos del mercado continuo con una caída del 4,26%, hasta cambiarse a 0,9 euros, tras conocerse las conversaciones que mantienes con sus acreedores.

La compañía trata actualmente con los bancos de eludir el pago anticipado de 1.550 millones de euros de deuda, que le ha sobrevenido al activarse el pasado mes de marzo unas cláusulas de amortización que tiene vinculadas a la cotización de FCC, informó ayer la inmobiliaria.