Mercados

El Ibex ve interrumpida la racha alcista

Los mercados de renta variable vivieron ayer un día de números rojos tras la publicación de nuevos datos económicos que confirmaron la crisis que padece EE UU. Con todo, los descensos fueron moderados. El Ibex fue el índice más castigado en Europa y el retroceso fue del 0,72%. El selectivo concluyó en 13.738,9 puntos.

Para los defensores de los niveles técnicos, la jornada bursátil de ayer proporcionó algunos datos muy interesantes. El Ibex abrió al alza, pero perdió rápidamente los 13.850 puntos que había tanteado durante la jornada anterior y no volvió a acercarse a ese nivel en toda la sesión. El punto de inflexión fueron los 13.600 puntos, que llegó a rozar en la apertura negativa de Wall Street. En ese momento, el selectivo retrocedía casi un 1,6%, pero a partir de ahí comenzó a recuperar posiciones hasta los 13.738,9 puntos del cierre (-0,72%).

Los valores que más cayeron en el Ibex 35 fueron Sacyr (-3,79%), Inditex (-2,65%) y Mapfre (-2,45%). Hubo sólo seis empresas que terminaron la jornada aportando beneficios a los inversores. Destaca el rendimiento de Acciona (2,61%), Red Eléctrica (1,68%) y Grifols (1,24%). El día también fue negativo en otros índices europeos como el Euro Stoxx (-0,6%), el Dax de Fráncfort (-0,53%), el Cac de París (-0,49%) o el Footsie de Londres, que cedió un 0,42%.

Aún así, la Bolsa aguanta el chaparrón. Desde Inversis se apuesta por un rebote en el Ibex hasta los 14.000 puntos, un nivel crítico. 'Mientras no supere esa cota con cierta holgura y con volumen no se podrá hablar de recuperación de una tendencia alcista que, en este momento, está rota', afirma David Navarro, gestor de Inversis

Wall Street mantuvo el tipo pese a los malos datos de empleo y de impagos

Abril está demostrando ser un mes benigno. Así, en Wall Street no influyeron nada datos como el de las peticiones iniciales de subsidio por desempleo, que superaron las 400.000 semanales por primera vez desde septiembre de 2003, ni tampoco el hecho de que los impagos de préstamos para consumo estén en la tasa más alta en 12 años. El índice de actividad del sector servicios indicó contracción por tercer mes consecutivo. Mañana se conocerá la tasa de paro de marzo, un dato vital para evaluar la salud de la economía, se espera una destrucción de 45.000 empleos.

De hecho, la jornada fue positiva en Wall Street, donde se registraron modestas ganancias del 0,13% en el S&P 500, el más representativo de la economía americana; mientras que el Nasdaq mejoró un 0,08% y el Dow Jones, un 0,16%.

La reciente resistencia de la Bolsa no implica que el panorama haya mejorado significativamente. 'El mercado de crédito todavía nos va a deparar alguna sorpresa no muy agradable', advierte Jesús Palau, profesor de Esade. Para firmas de Bolsa como Interbrokers, el mercado está inmerso en un gran rango lateral. En resumen, incertidumbre y falta de dirección. Conviene recordar que el negocio de la renta variable es especialista a sobrerreaccionar, lo que invita a la cautela máxima a la hora de invertir.

Soros dice que es la mayor crisis desde 1930

El célebre multimillonario George Soros ha calificado la actual crisis económica como la más grave desde la Gran Depresión de los años treinta, cuyo pistoletazo de salida fue el crac de 1929, que hundió a Wall Street.

Sobre la situación bursátil, el dueño del fondo Quantum Endowment opina que 'se ha hecho un buen suelo, pero probablemente no será el definitivo'. Soros hizo estas declaraciones en una entrevista a la televisión estadounidense CNBC.

El ejecutivo espera una recuperación de entre seis semanas y tres meses, tras las cual las Bolsas se precipitarían hacia un nuevo ajuste, una vez que se confirme la recesión en la economía estadounidense.

En este sentido, el financiero opina que la Fed 'está cerca del límite' en lo que se refiere a bajadas de tipos de interés -actualmente al 2,25%-, debido a la debilidad del dólar. 'Hay un creciente rechazo a tener dólares, aunque no hay alternativas apropiadas'. Soros espera nuevas caídas en el dólar, en los bonos americanos y en la renta variable de EE UU y de Europa. El magnate publicó ayer un libro titulado 'El Nuevo Paradigma de los Mercados Financieros'; en él culpa de la crisis actual a la política implantada en los años ochenta de desregulación del sector bancario.