æscaron;ltima

La televisión por el móvil no convence a la audiencia

El consumo audiovisual por internet se encuentra bastante más consolidado.

Una persona visiona un vídeo a través de su móvil
Una persona visiona un vídeo a través de su móvil

El futuro de la televisión en el móvil o internet aún parece lejano. Las empresas no encuentran el modelo de negocio con el que ofrecer sus programas por el celular e internet, mientras los usuarios no están convencidos de las posibilidades del teléfono como formato para visualizar contenidos. Internet, no obstante, se revela como un medio más consolidado. Son los resultados del informe Televidente 2.0 sobre la evolución del consumo de televisión en estos dos formatos, elaborado por la consultora Cocktail Analysis a partir de 3.000 encuestas y 13 grupos de discusión.

El informe muestra que tanto la difusión como la recepción de productos audiovisuales a través del teléfono móvil están aún en un estado embrionario. 'Por parte de los operadores todavía no hay demasiada oferta, y la experiencia de los usuarios no es satisfactoria', comenta Felipe Romero, socio de Cocktail Analysis. Los contenidos más vistos en el móvil son producidos por los propios usuarios: un 64% de los entrevistados visionan lo que han grabado ellos mismos con su cámara, mientras que sólo el 14% utilizan servicios como los de Emoción o Vodafone Live para acceder a contenidos audiovisuales. Además, el 76% no se muestra dispuesto a pagar por ver televisión en su teléfono.

Los usuarios propietarios de un teléfono 3G -que permite visionar productos audiovisuales- se muestran decepcionados: el 54% sostiene que apenas encuentran productos interesantes y el 62% conoce poco o nada la oferta de contenidos de su operadora. Los más vistos son los de escasa duración y que no exigen calidad en la imagen, como las noticias, los vídeos musicales y la información sobre el tiempo. Como motivos de insatisfacción, los usuarios señalan la mala calidad (pantalla pequeña, lentitud, cortes en la emisión) y los altos precios. Se trata, de momento, de un consumo 'que no nace de una necesidad, sino de la curiosidad', como señala Romero. Por ello, el 49% de los que utilizan el móvil como pantalla televisiva accede desde casa, y sólo el 35% desde un medio de transporte.

El consumo audiovisual por internet está más consolidado: el 78% de los encuestados visiona productos descargados a través de las redes P2P, entre los que destacan las películas, los vídeos musicales y las series extranjeras. La serie de televisión Héroes, por ejemplo, fue descargada el año pasado en España casi dos millones y medio de veces. El 23% dedica al visionado de estos contenidos más de cinco horas semanales. Sin embargo, los contenidos albergados en las webs de las propias cadenas de televisión ocupan un espacio muy reducido: los vídeos de Youtube son tres veces más vistos que el conjunto de los ofrecidos por los canales generalistas. 'Pero la televisión convencional es la principal fuente de la que se alimenta el consumo de contenidos audiovisuales en internet', matiza Romero.

En este caso, muchos de los consultados se muestran dispuestos a pagar por algunos productos (el 59%, por ejemplo, por las películas de estreno), pero no están dispuestos a ofrecer demasiado dinero: unos 2,5 euros de media. Bastante menos de lo que la industria tiene planeado.