Cambio de planes

Mutua Madrileña entierra su proyecto de ciudad sanitaria

Mutua Madrileña ha decidido no edificar la ciudad sanitaria que tenía proyectada en Boadilla del Monte (Madrid). El proyecto, que suponía una inversión de 500 millones de euros, fue anunciado a finales de 2005.

El nuevo equipo gestor de la compañía se desentiende de la iniciativa promovida por su anterior presidente, José María Ramírez Pomatta.

La dirección de la empresa había encargado a la consultora McKinsey un nuevo informe sobre la viabilidad del campus sanitario y el consejo de administración decidió ayer no seguir adelante con el proyecto tras analizar el documento, que constata dos nuevos factores adversos. Por un lado, la imposibilidad de que con la inversión inicial se consiguiese el uso residencial para una parte de los terrenos; y por otro, la actual mayor dificultad para conseguir los niveles de ocupación previstos en el primer informe.

El consejo de la aseguradora también ha tenido en cuenta los mayores riesgos por la actual crisis económica y, en consecuencia, ha decidido elevar el grado de exigencia para cualquier proyecto inversor.

El Ayuntamiento de Boadilla no tenía ayer constancia del cambio de decisión por parte de la aseguradora. El consistorio había iniciado los trámites para la recalificación de los terrenos donde debía levantarse la ciudad sanitaria.

Por otro lado, en su reunión, el consejo ha reafirmado su opción estratégica por la división de salud de la compañía. En este sentido, ha propuesto iniciar los estudios oportunos que determinen la posibilidad de integrar hospitales dentro de su negocio asegurador y, en caso afirmativo, valorar la oportunidad de contar con un centro de referencia en el ámbito hospitalario.