Alimentación

Francia autoriza de nuevo la venta de mozzarella italiana

El ministerio francés de Agricultura ha autorizado de nuevo la venta en el mercado francés de la mozzarella italiana, tras haber recibido de las autoridades del país trasalpino garantías de que no se comercializarán en territorio francés productos afectados por la dioxina procedente de la región de Campania.

¢El ministerio de Agricultura ha recibido, en el marco del sistema comunitario de alerta rápida para la alimentación humana y animal, las garantías esperadas de parte de las autoridades italianas respecto a la ausencia de comercialización sobre el territorio francés de productos afectados por la contaminación de dioxina procedente de la región de Campania¢, señala en un comunicado el Departamento que dirige Michel Barnier.

Bruselas no adoptará más medidas

Por su parte, la Comisión Europea ha anunciado que no adoptará más medidas contra la mozzarella de búfala contaminada por dioxinas procedente de la región de Campania (Italia) tras la respuesta dada por las autoridades italianas a la crisis.

La portavoz comunitaria de Sanidad, Nina Papadoulaki, aseguró que después de los últimos contactos mantenidos con las autoridades italianas, el Ejecutivo comunitario está "satisfecho" con las acciones adoptadas por el país para controlar las partidas de mozzarella y evitar su entrada en el mercado europeo. Bruselas había amenazado ayer a este país con un embargo comercial.

Italia retirará las partidas "sospechosas"

El gobierno italiano ha anunciado que retirará del mercado las partidas enviadas por las 25 empresas en cuyos productos se han encontrado dioxinas, tal y como le había pedido la Unión Europea. "El gobierno adoptará esta mañana las medidas acordadas con la Unión Europea para retirar del mercado los productos que no cumplan las normas y así reafirmar la confianza de los consumidores italianos y extranjeros", ha afirmado el ministro de Asuntos Exteriores italiano, Maximo d'Alema en Nápoles.

Cerca de 83 lecherías de la misma región han producido leche contaminada, según los mismos informes. Las autoridades italianas creen que los altos niveles de dioxinas encontrados tienen relación con la crisis de la basura en Nápoles.