Crisis subprime

Goldman estima en 295.000 millones las pérdidas de la crisis

Un nuevo jarro de agua fría para el mercado. Goldman Sachs estima que las pérdidas derivadas de la exposición a activos subprime rondarán los 460.000 millones de dólares (295.000 millones de euros). A pesar de que la cifra barajada es una de las más abultadas hasta ahora, la noticia no impidió un fuerte rebote del sector financiero.

¿Se acerca o no se acerca el fin de la crisis subprime? Dependiendo de a quién se pregunte, la respuesta será bien distinta. Hace 12 días Standard & Poor's logró tranquilizar al mercado al anunciar que piensa que lo peor ha pasado ya. En concreto estimó que las pérdidas que asumirá el sector financiero mundial como consecuencia de la crisis subprime alcanzarán 285.000 millones de dólares. Goldman Sachs no lo tiene tan claro y ha cifrado las pérdidas potenciales en 460.000 millones, casi cuatro veces lo conocido hasta ahora.

Goldman Sachs reconocía en un informe esta semana que sí 'hay luz al final del túnel, pero muy tenue'. En opinión del analista Andrew Tilton, las pérdidas derivadas del mercado inmobiliario residencial supondrán un 50% del total, mientras que otro 20% será consecuencia de créditos sobre activos inmobiliarios no residenciales.

Pese a estas noticias y el recuerdo del colapso de Bear Stearns, el que era el quinto banco de inversión de Wall Street, los inversores se lanzaron a la compra de acciones del sector financiero ayer para convertir a estas compañías en uno de las protagonistas del día. Así, tanto la banca como las aseguradoras lideraron las ganancias en Europa junto con el sector de servicios financieros.

La oferta mejorada de JPMorgan por Bear Stearns, ofrece cinco veces más, animó al mercado al entenderse que el riesgo de un colapso del sistema financiero remite. La esperanza de que el fin de la crisis esté más cerca que lejos, permitió, así, que muchos inversores ignoraran las malas noticias económicas que llegaron de EE UU como la fuerte caída del precio de la vivienda en enero o la caída de la confianza del consumidor.

El sector de servicios financieros del Stoxx se anotó el 4,99%, seguido de cerca por las aseguradoras (+4,97%) y la banca (+4,69%). UBS sumó el 8%, HBOS se anotó el 14,9%, Barclays ganó el 6,99% y Commerzbank un 8,9% animado también por una recomendación favorable. En España destacó el avance del 6,13% de Banco Sabadell.

La vuelta a la actividad en las Bolsas europeas tras el descanso de la Semana Santa vino acompañada de importantes ganancias en todo tipo de compañías. Las subidas se impusieron sin excepción en los 18 sectores del índice Stoxx aunque con un claro protagonista. La tecnología despuntó con una subida del 6,35% en la sesión.

Nokia, con un avance del 8,22%, se convirtió en uno de los valores más destacados del Euro Stoxx 50, al registrar un comportamiento sólo inferior al 10,6% que se anotó Telecom Italia. La finlandesa animó las compras después de que la directiva de la compañía declarara que no se ha visto afectada por la desaceleración económica en EE UU.

Palabras que también sirvieron para que una rebaja de Morgan Stanley sobre el sector, lo revisó a infraponderar desde neutral, pasara desapercibida.