Expansión internacional

Caja Madrid pone una pica en Viena

Caja Madrid ha inaugurado una oficina de banca corporativa en Viena dirigida a grandes empresas, con el objetivo de captar entre 1.000 y 2.000 millones de euros en activos en los próximos 24 meses y aumentar su presencia internacional, informó hoy la entidad financiera.

El director general de Negocio de Caja Madrid, Matías Amat, indicó hoy en rueda de prensa que esta apertura es ¢la continuación de la vocación internacional¢ de la caja, que ya cuenta con oficinas de banca privada en Lisboa (Portugal) y Miami (EE UU), y afirmó que la nueva oficina actuará como trampolín para dar servicio a las compañías españolas que desarrollen sus negocios en los países de Europa del Este y Rusia.

Tras indicar que la oficina comenzará a ser rentable en 12 ó 18 meses, el director de Negocio de Caja Madrid dijo que abrir una oficina en Viena ¢permite un mejor conocimiento del terreno¢, porque esta ciudad es ¢el centro logístico de la zona¢, al tener su sede en ella las principales compañías. ¢Desde Viena abarcaremos Europa Central, Europa del Este y Rusia¢, afirmó.

Amat señaló que Polonia, República Checa, Eslovaquia, Bulgaria, Rumanía y Hungría han registrado un ¢crecimiento sostenido elevado¢ en los últimos años, que desde el año 2000 se sitúa por encima del 7%. Además, explicó que este crecimiento se basa en la inversión extranjera y el consumo doméstico, y recordó que son países que reciben importantes cantidades de los fondos de cohesión europeos. El crecimiento del PIB estimado para la zona este año es del 5%, más del doble que el previsto para la Unión Europea

En este sentido, el directivo dijo que esta región ¢ha crecido mucho bajo el paraguas de la Unión Europea¢, principalmente en materia de riesgos, seguridad jurídica y armonización legal, y aseguró que en un máximo de 7 años podrían entrar en la Unión Monetaria.

En este contexto, Amat señaló que, a pesar de que el 82% del sistema financiero de la zona está en manos de bancos extranjeros, ¢hay mucho recorrido¢, porque hay poca presencia española. De hecho, la oficina de Viena será ¢la primera del sector financiero español dedicada a grandes empresas que abra sus puertas en Europa del Este¢.

Comprar un banco

¢No pararemos con una oficina en Viena¢, dijo Amat, y aseguró que, además, existe la posibilidad de que la caja madrileña compre algún banco en la zona. ¢Tenemos un equipo de gente estudiando cosas permanentemente desde hace cinco años¢, reveló el directivo, que apuntó que el precio es el principal obstáculo para que todavía no se haya hecho efectiva una operación.

En este sentido, el directivo dijo que en la región existen oportunidades en banca corporativa y en banca 'retail', y añadió que la entidad ha apostado por la primera fórmula al ser ¢más sencilla¢, porque en banca minorista ¢hay que comprar estructuras hechas¢. Como posibles candidatos, apuntó a Polonia, Alemania y Hungría.

Amat, que indicó que hasta ahora los países emergentes han conseguido escapar a la crisis financiera, dijo que la entidad ya tiene alianzas con bancos austriacos, con los que realiza operaciones conjuntas de financiación y a los que la caja aporta la ¢tecnología de financiación de proyectos¢ que se aplica en Madrid. Además, la entidad cuenta con acuerdos de colaboración en la zona con la gestora de capital riesgo GED y Banca Transilvania.