_
_
_
_
_
CincoSentidos

Hacia la campiña sevillana

Cuando en las ciudades todavía huele a incienso y procesiones, en el campo resucita el ciclo de la vida en hoteles y casas rurales de ensueño.

Hay muchas campiñas en Andalucía. La de Sevilla (con rango de comarca) podría servir de prototipo y, desde luego, tal vez sea la más rica y gratificante. Rica en ciudades monumentales, atiborradas de historia y arte; gratificante por el sesgo que adquiere allí el turismo, con palacios o casas rurales del mayor refinamiento, o eventos e iniciativas de alcance, como, en estos momentos, Tierra del Olivo (www.andalucia.org, en diversas poblaciones), Andalucía barroca, o la ya veterana Ruta Bética Romana, un recorrido por diez etapas clave en torno al eje dúplice que vertebra la Campiña: el río Betis y la antigua Vía Augusta.

Esta última iniciativa tuvo origen en Carmona, a unos 30 kilómetros de Sevilla. Un enclave anterior a las legiones (su nombre es púnico: Kar-Hammon, la ciudad de Hammon). Fue, según César, la ciudad mejor fortificada de la Bética, acuñó moneda, y de sus cuatro puertas cardinales nos han llegado dos, magníficas. Su necrópolis es una de las mejor conservadas de tiempos romanos. También fue mora (el patio de su mezquita es ahora el de Santa María) y al conquistarla los cristianos la protegieron con dos alcázares. Uno de ellos, el de Don Pedro, fue transformado en Parador, recreando un delicado palacio andalusí. A éste se añadieron hoteles de encanto singular, como la Casa de Carmona o El Alcázar de la Reina. Alojarse en esos palacios sibaritas, caminar de noche por las calles silenciosas y mimadas, orilladas de torres y sombras de arte, es una experiencia única.

La 'Ciudad del Sol'

Más bulliciosa resulta æpermil;cija, que hasta ahora ha sido un icono andaluz, por el soto de torres barrocas con resabios mudéjares. Pero antes que barroca y palaciega, la Ciudad del Sol fue también romana. Recientemente se levantaron sus suelos, y afloraron vestigios notables en la Plaza Mayor y en el alto de San Gil, junto al castillo. Pueden verse, junto a los de otras etapas, en el estupendo Museo Arqueológico instalado en el barroco Palacio de los Marqueses de Benamejí. La Cámara Obscura en los altillos del Ayuntamiento permite ver cómo palpita en tiempo real esta ciudad cuyos tejados ocultan tantos tesoros -y tantos secretillos, según se encargó de destapar El Diablo Cojuelo, del clásico ecijano Luis Vélez de Guevara.

Un giro hacia el sur nos llevará hasta Osuna, otro enclave púnico y romano (ver sus huellas fehacientes en el pequeño pero intenso Museo Arqueológico, en la cartaginesa Torre del Agua). Sin embargo, Osuna debe su gloria a la larga dinastía de duques que la cubrieron de joyas de piedra; como la Colegiata renacentista (donde está el Panteón ducal, y unos espléndidos riberas), o la contigua Universidad, también del siglo XVI. Monasterios, iglesias y palacios barrocos anillan la acrópolis o altozano donde se empinan Colegiata y Universidad, vigilando el mar cereal y olivarero.

De regreso a Sevilla, es obligado parar en Marchena, otro buen conjunto en el que destacan sus paños de muralla y puertas blindadas, la plaza ducal y varias iglesias y palacios, además de dos museos: uno dedicado a Zurbarán (en la iglesia de San Juan) y otro, al escultor Coullaut Valera, en un torreón almohade. Más allá, El Arahal es ante todo un decorado andaluz en estado puro. Y a las puertas de Sevilla, Alcalá de Guadaira deja el buen recuerdo de sus callejas moriscas y plazuelas arropando al castillo almohade, uno de los más enteros y pintorescos de toda Andalucía.

Guía del viajero

En Carmona.Casa de Carmona ***** (Plaza de Lasso, 1, 954 191 000), palacio de los siglos XVI y XVII de estilo mudéjar, 190-350 euros.Álcazar de la Reina **** (Plaza de Lasso, 2, 954 196 200), en antiguas dependencias de un monasterio, 72-300 euros.Parador de Carmona **** (Alcázar s/n, 954 141010), levantado entre las ruinas del Alcázar del Rey Don Pedro, de origen árabe.En æpermil;cijaPalacio de los Granados **** (Emilio Castelar, 42, 95 590 5344), nuevo hotel boutique abierto en un palacio barroco, ha obtenido premios por su diseño.En OsunaHotel Palacio Marqués de la Gomera **** (C/ San Pedro, 20, 954 812 223), reputado restaurante de cocina mediterránea, 90-120 euros.En Alcalá de GuadaíraHotel Hacienda La Boticaria ***** (Ctra. Alcalá-Utrera kilómetro 2'5, 954 502 000), arquitectura andaluza del XIX, 200 euros.Hotel Oromana *** (Avda. Portugal s/n, 955 686 400), hotel rural, en un tranquilo pinar, 86-125 euros.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_