CincoSentidos

Tradición y modernidad en el Teatro Real

17 títulos para la temporada más ambiciosa

Historia y presente conviven en la temporada 2008-2009 del Teatro Real, la más ambiciosa en cifras desde su reapertura en 1997, presentada ayer por el director general, Miguel Muñiz, y los directores artísticos, Antonio Moral, y musical, Jesús López Cobos. La oferta cultural -ópera, ballet, conciertos y recitales, el programa pedagógico, cine, las retransmisiones por televisión y las grabaciones de DVD- profundiza en los objetivos de calidad artística y musical, y la búsqueda de nuevos públicos.

La programación incluye 17 títulos de ópera, 13 escenificadas -tres estrenos en España, cinco en el Real y tres absolutos- con 132 funciones, que abarcan un periodo de tiempo de 369 años, que se extiende desde la presentación en Venecia, en 1640, de Il ritorno d'Ulisse in patria de Claudio Monteverdi (estreno en España) hasta el estreno absoluto de Faust-bal, con música de Leonardo Balada y libreto de Fernando Arrabal, que se estrenará el 13 de febrero de 2009. 'Un disparate muy bien escrito y pensado sobre el mito de Fausto', según Antonio Moral.

De las 17 óperas programadas, tres pertenecen al periodo barroco: Il ritorno monteverdiano e Il trionfo del Tempo e del Disinganno -primera escenificación en nuestro país- y Tolomeo -estreno en España- de Händel (lo que supone el 18% del total programado); una al clasicismo: Le nozze di Figaro de Mozart (6%); seis al periodo romántico: Un ballo in maschera y Rigoletto de Verdi, Tannhäuser de Wagner, Don Pasquale de Donizetti, Escenas de Fausto de Schumann y La damnation de Faust de Berlioz (35%); otras seis al siglo XX: Katia Kabanová de Janácek, The Rake's Progress, Le rossignol y Oedipux Rex de Stravinski; El retablo de Maese Pedro de Manuel de Falla y El gato con botas de Xavier Montsalvatge (35%) y por último una al siglo actual: Faust-bal.

Giuseppe Verdi es el compositor del que se ofrecen más representaciones: 32 en total de dos de sus óperas más populares: Un ballo in maschera y Rigoletto. 'Devuelvo la moneda que les hurté el año pasado', ha declarado Antonio Moral a propósito de la recuperación del compositor italiano.

Además de la oferta lírica, se presentan 4 programas de ballet con 18 sesiones, 5 conciertos líricos dentro del IV Ciclo de Grandes Voces y otros 10 sinfónicos y de cámara. La Sala Gayarre, en su segunda temporada, alberga 14 programas diferentes repartidos a lo largo de 20 sesiones con espectáculos en escena de pequeño formato, cine, recitales líricos y conciertos de cámara. El proyecto pedagógico se consolida, en su tercera edición, como otro de los grandes pilares del teatro con un total de 44 sesiones de ópera, danza, conciertos y espectáculos mixtos, además de numerosos cursos, talleres, charlas y visitas guiadas. El ciclo de cine con 5 producciones operísticas en alta definición, completa la programación.

Nuevas y viejas caras en el coliseo madrileño

La próxima temporada trae debuts y regresos de directores de escena al Teatro Real. Entre los primeros, destaca la presencia del hombre de teatro canadiense Robert Lepage, el realizador de cine italiano Mario Martone, el grupo catalán Comediants, el británico Ian Judge y la holandesa Monique Wagemakers. Ente los que regresan se encuentran Pier Luigi Pizzi y Emilio Sagi, con una nueva propuesta de Le nozze di Figaro.

En el apartado de los directores musicales hay que resaltar las primeras visitas al teatro de Jiri Belohlavek, Christopher Hogwood, Alan Curtis y Roberto Abbado. Paul McCreesh, William Christie y Valery Gergiev continúan con sus respectivos ciclos dedicados a Händel, Monteverdi y la ópera rusa. Además, Nicola Luisotti y el responsable musical de la casa, Jesús López Cobos, que dirige cuatro títulos.

En el capítulo vocal el Real ha conseguido reunir a grandes artistas como los tenores Plácido Domingo, Juan Diego Flórez, Rolando Villazón, Marcelo Álvarez, Marcello Giordani o José Bros. Dentro de las voces más graves figuran Carlos Álvarez, Leo Nucci, Roberto Frontali, Zelijko Lucic, Ildar Abrazakov, Christian Gerhaher o Roman Trekel. Entre las voces femeninas, hay que citar a Karita Mattila, Nina Stemme y las españolas María Bayo, Isabel Rey, Ofelia Sala, Mariola Cantarero o Ana Ibarra.