Inversión

Los fondos aprovechan la comisión de éxito

Sólo el 3% pone límites a la tasa ligada al rendimiento.

Ojo a la hora de contratar un fondo de inversión en España. La mayoría no cobra una comisión de éxito hasta que no se alcance un determinado nivel de rentabilidad, sin embargo, menos del 3% de los fondos pone limites máximos a las comisiones de éxito que pueden cobrar, al contrario de lo que sucede en Europa, según un estudio de Lipper.

El análisis de estos expertos les lleva a concluir que en términos generales las comisiones medias en España resultan inferiores a las que se cobran en Europa. La firma advierte, sin embargo, que existen diferencias a la hora de ponerlas en práctica.

Lipper encuentra que mientras en Europa el 15,9% de los fondos de inversión limitan las comisiones de éxito que cobran a sus clientes, la cifra en España es bastante más reducida y tan sólo alcanza al 2,7% de los mismos.

En otros aspectos Lipper encuentra diferencias aún mayores. Así, de media el 43,2% de los fondos de inversión en Europa establece un nivel denominado high water mark (marca de agua máxima) frente al 4,2% que lo hace en España. Este mecanismo se instala para evitar que las gestoras se beneficien de la volatilidad de manera injusta. En otras palabras, provoca que sólo puedan cobrar una vez por las ganancias obtenidas cuando se alcanza un determinado nivel.

Es decir, si una acción sube hasta los 14 euros y se cobra por haber obtenido una ganancia, la gestora no podrá volver a cobrar por una subida en el mismo tramo hasta que la acción supere ese nivel. Por eso, si la acción cae y después recupera los 14 euros pero sin sobrepasarlos, el cliente no deberá afrontar nuevos costes.

Los fondos de inversión españoles, sin embargo, sí incluyen siempre un nivel de rentabilidad exigido a partir del cual comienzan a cobrar la comisión de éxito, algo que no siempre ocurre en el resto de Europa donde el 80,7% lo incluye como requisito en su estructura de comisiones.

Lipper también encuentra que en los fondos de inversión en España la comisión media de gestión de los fondos alcanza el 8,8% cuando se cobra sobre la rentabilidad total obtenida, mientras que ronda el 12% si se cobra en función del exceso de rentabilidad que obtiene un fondo respecto a su índice de referencia. En Europa las comisiones de esté tipo están en el 17,9% mientras que las basadas en la rentabilidad absoluta obtenida están en el 11,5%.

A la larga la renta variable cuesta menos en Europa

Analizar la estructura de comisiones de los fondos de renta variable puede traer conclusiones diferentes a las extraídas por Lipper para la industria en su conjunto. Algunos expertos matizan que las comisiones en renta variable, en el largo plazo, son más baratas en Europa.

'Tienen una fuerte comisión de entrada y comisiones anuales bajas, mientras que en España la comisión de entrada no existe mientras que las de gestión son más altas. Es un esquema funciona bien para un inversor como el anglosajón que mantiene el fondo 10 años', explica Víctor Alvargonzález, consejero delegado de Profim, empresa independiente de asesoramiento en fondos. Este experto reconoce, sin embargo, que los fondos de renta fija o mixtos son más caros fuera de España.