El gestor de la semana

El atractivo de un fondo que invierte en bonos y acciones

Nathalia Barazal tiene una amplia experiencia de 12 años en la gestión de activos y ocho en convertibles. Lleva tres años y medio a cargo de este fondo.

Los bonos convertibles son un tipo de activo aparte para un buen número de analistas en la industria de gestión de activos. Su naturaleza de bonos los relaciona con la renta fija pero también tienen muchos atributos de renta variable al ser valores que se convierten en acciones. Además, el hecho de llevar implícita una opción de compra sobre la acción subyacente le proporciona unas características peculiares.

Por todo ello, el estudio de las fuentes de rentabilidad de los diferentes fondos de renta fija convertible es clave a la hora de entender los retornos totales del fondo y qué se puede esperar de los mismos en diferentes circunstancias de mercado.

La gestora Lombard Odier Darier Hentsch & Co, perteneciente a uno de los bancos privados más antiguos de Suiza, tiene un fondo desde el año 2002 que invierte en renta fija convertible global. La gestora que lidera el equipo de gestión del fondo desde finales del año 2004 es Nathalia Barazal, que comenzó su carrera profesional en JPMorgan y Cyril Finance. El comportamiento de este fondo en los tres últimos años ha sido realmente destacado, por lo que no quisimos dejar pasar la oportunidad de reunirnos con ella en una reciente visita a Madrid.

En esta nueva sección buscamos analizar el comportamiento de fondos pero con el objetivo puesto en el gestor, ya que si bien los métodos cuantitativos y los recursos empleados son muy importantes, gestionar es un arte, donde existe un sesgo personal.

Así, nuestra primera pregunta a la gestora es general y busca entender cuál es la filosofía general que sigue en el fondo. Nathalia nos deja claro que 'el fondo se concentra casi exclusivamente en los denominados bonos convertibles equilibrados o balanced'. Sin entrar en tecnicismos, básicamente significa que se trata de bonos que tienen una exposición mixta o híbrida a acciones y bonos, además de proporcionar exposición a la volatilidad. Por ello, 'buscamos bonos con la convexidad más pronunciada posible. Somos muy disciplinados también con los niveles de Delta del fondo, donde tenemos un límite máximo del 60% que no superamos y que hemos bajado hasta el 35-40% actual. En los año 2005-2006 por ejemplo la media del sector estaba en el 70%'.

Para el lector menos técnico esto indicaría por un lado que el fondo de LODH proporcionaría una buena diversificación dentro de una cartera de inversión de acciones y bonos y que, aunque pudiera aprovechar en menor medida posibles subidas de los mercados bursátiles, proporciona una mejor protección en caso de bajadas.

Nathalia destaca como 'el análisis y atractivo de las acciones subyacentes también juega un papel importante en la selección de los bonos que forman parte de la cartera'. En realidad, se denota como el fondo lleva a cabo una gestión realmente activa y el índice usado, UBS Convertible Global EUR Hedged, se utiliza solamente como una referencia. Ello se manifiesta al comprobar que la duración de los bonos, el crédito o la distribución geográfica se gestionan activamente y cómo han tenido su contribución al comportamiento global del fondo.

No obstante, es interesante puntualizar que el fondo no realizar estrategias de arbitraje de convertibles, algo que sí se observa en otros y que sí acierta con ellas puede proporcionar interesantes binomios de rentabilidad/riesgo y de baja correlación con los principales tipos de activo, lo que aumenta aún más su atractivo como activo diversificador de carteras.

En la línea conservadora del fondo la gestora nos detalla que 'la duración ha sido mantenida en el último año tácticamente por debajo de los dos años y que a pesar de tener libertad para jugar con el nivel de ratings de crédito, el sesgo ha sido hacia el crédito de buena calidad (una media de A+ en el año 2007)'.

Juan Manuel Vicente. Director de análisis de Lipper

Ficha

Gestor: Nathalia Barazal.

Cogestor: G. Mazzoni.

Gestora: Lombard Odier Darier Hentsch Invest.

Fondo gestionado LODHI-Convertible Bond.

Fecha de lanzamiento: 04/12/2002.

Gestor gestiona desde: noviembre 2004.

Patrimonio: 567,91 (millones de euros).

Comisión de gestión: 1%.

Inversión mínima (euros): 1.000.

Delta (%): 35.

Duración (años): 1,76.

Claves para lograr el acierto en la gestión

Una de las cuestiones claves que se plantean cuando se analiza un fondo de inversión destacado es entender cuáles son los factores y las decisiones que han llevado al gestor a superar a la competencia. Ello nos permitirá en gran medida decidir si ha sido una cuestión de fortuna o por el contrario hay una serie de motivos y razones.

Otro asunto importante a tener en cuenta es cuáles son los recursos y el grado de libertad de acción con la que cuenta el gestor. Los recursos permiten por ejemplo la sofisticación, que en el caso concreto de este fondo, se traduce en el uso de bonos convertibles sintéticos creados a medida por bancos como UBS, con un perfil de rentabilidad/riesgo determinado que es difícil encontrar en las emisiones actuales.

Parece claro que en el caso de Nathalia Barazal, fondo se beneficia de que ella y su equipo trabajan sobre una base de convicciones fuertes en cada momento sobre los mercados. Ello ha llevado a apuestas regionales como el sector consumo en Asia, cuya elevada sobreponderación explican en parte el mejor comportamiento durante el año pasado.

Por último, el objetivo base del fondo de obtener un 60% de los avances de las bolsas y un 40% de las bajadas, junto con un sesgo hacia la preservación de capital y un seguimiento declarado de posibles oportunidades de retorno en el mercado de crédito y gestión de la volatilidad, lo coloca como una opción interesante en el entorno actual de mercado.