_
_
_
_
_
Mercados

æpermil;poca de recompras de acciones

Telefónica y Banesto han anunciado programas de adquisición de títulos propios para insuflar confianza y elevar el beneficio por acción.

Las presentaciones de resultados que se han sucedido en el último mes han sido el momento elegido por muchos directivos para lamentarse amargamente de los reducidos ratios a que cotizan sus compañías. Y qué mejor prueba de confianza en un proyecto empresarial que la adquisición de acciones a título personal por parte de la directiva y el anuncio de un plan de recompra de títulos con el que animar la cotización.

Telefónica, Banesto y la estadounidense IBM han sido algunas de las compañías que han anunciado esta semana planes de recompra de acciones. El objetivo es doble: insuflar confianza al mercado y retribuir al accionista de una forma complementaria al dividendo. Así, con un menor número de acciones en circulación en el parqué, mayor resultará después el beneficio por acción. Este efecto benéfico de los planes de recompra de acciones tiene sin duda una buena acogida entre los inversores. Bastó con ver la corriente compradora que desató el pasado martes IBM cuando anunció, junto con una ligera mejora de sus estimaciones, la recompra de títulos por un importe de 15.000 millones de dólares -equivalentes a cerca del 10% del capital-, lo que supondría un incremento del beneficio por acción en cinco centavos.

Telefónica no pudo sacar provecho inmediato a su anuncio de recompra de cien millones de títulos -con un coste de unos 2.000 millones de euros a los precios actuales-. La noticia, que fue recibida junto con la presentación de resultados de la compañía, llegó en una jornada bajista para los mercados, si bien la operadora española fue capaz de contener las ventas en mayor medida que el resto de grandes operadoras europeas. 'La recompra de títulos es una muestra de confianza por parte de la compañía, aunque su efecto es ahora limitado. El momento actual de mercado es muy delicado', señala José Ramón Iturriaga, socio de Abante Asesores.

Tecnológicas y 'telecos', con elevados niveles de caja, son las compañías que más recurren a la recompra de acciones

De hecho, no es comparable la amortización por el 1% del capital anunciada por Banesto con la recompra hecha pública por IBM. 'Con una recompra por el 1% ó 2% del capital no se resuelve gran cosa. En Banesto pesa mucho la incertidumbre sobre el negocio común a la banca mediana', añade Iturriaga. El grupo de tecnología industrial ABB ha anunciado también la recompra de títulos por 2.200 millones de francos suizos (alrededor de 1.300 millones de euros) y la cervecera Inbev tiene previsto la adquisición de acciones propias por otros 500 millones de euros en los próximos doce meses.

Compañías tecnológicas y de telecomunicaciones, energéticas y farmacéuticas son las que más recurren a la recompra de títulos propios, apuntan desde Ibercaja Gestión. Todas ellas comparten como rasgo común un flujo de caja superior al de otros sectores y, descartadas operaciones de compra como la opa del gigante tecnológico Microsoft por Yahoo, la adquisición de títulos propios es otra de las alternativas con las que dar salida a tanta liquidez.

El sector de las telecomunicaciones lideró el ranking europeo del último mes de las recompras de acciones por importe, mientras que el sector de tecnología y hardware registró el mayor número de operaciones de adquisición de títulos propios, según datos recogidos por Citigroup.

'Las empresas recurren a la adquisición de títulos propios para redistribuir el exceso de capital, para reestructurar su deuda, alejar las posibilidades de ser objeto de una opa, reforzar el beneficio por acción y también para poner de manifiesto la infravaloración de las acciones en el mercado', resume el banco estadounidense.

Adquisiciones a prueba de turbulencias

La recompra de títulos es una práctica común en el mercado e incluso de cierta raigambre en la gestión de algunas compañías, aunque en momentos de grandes dificultades para la renta variable como el actual cobra una especial relevancia. Es la fórmula con la que garantizar una revalorización -a través del aumento del beneficio por acción- que el mercado niega. Sin embargo, los rigores de la actual desaceleración económica pasan factura en la Bolsa y también en la capacidad financiera de las empresas para adquirir acciones propias, sin olvidar un clima indiscriminado de desconfianza capaz de deslucir el efecto alcista de un ambicioso plan de recompra. Así, en las primeras cuatro semanas después de este último periodo de presentación de resultados, el volumen medio de recompra de títulos en el mercado estadounidense fue de 3.500 millones de dólares al día, frente a los 4.300 millones de media diaria de hace un año, según datos de la firma de análisis TrimTabs. Los desequilibrios en los balances suponen por tanto un freno a un volumen significativo de recompra de acciones en este año. TrimTabs reconoce así que estas operaciones se ralentizarán en los próximos meses, aunque no se detecten señales evidentes de paro por el momento. Sólo en la primera semana de febrero se anunciaron cuarenta y dos operaciones de recompra de acciones propias en Estados Unidos, por un importe de 18.800 millones de dólares. Detrás de esta tendencia están las cifras anunciadas por Exxon Mobil (7.000 millones de dólares), Verizon Communications (2.600 millones), Seagate Technology (2.500 millones) y TJX (1.000 millones de dólares).

Las cifras

15 millardos de dólares es el importe estimado del ambicioso plan de adquisición de títulos propios anunciado por IBM.3.500 millones de acciones propias prevé comprar Telefónica en el plan anunciado esta semana, inferior al de otros ejercicios.100 millones de dólares de media diaria de recompra de acciones en EE UU.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_