Datos

El IPC se mantiene en España en el 4,4% mientras cede en Alemania e Italia

La inflación armonizada en España se mantuvo en febrero en el 4,4% anual, su nivel más alto desde hace más de 10 años como consecuencia de la presión que siguen ejerciendo los precios energéticos. Países como Italia o Alemania sí lograron ligeros descensos, según estima Eurostat. Al menos, en el caso de España se ha cortado la senda alcista de los últimos cinco meses.

La publicación el viernes del indicador adelantado de precios que elabora el Instituto Nacional de Estadística parece confirmar las previsiones con las que trabajan la Comisión Europea y el Banco Central Europeo, que apuntan a que la inflación se mantendrá en cotas altas hasta primavera.

El dato copó, como era lógico, la campaña electoral y mientras la oposición recordó que el Ejecutivo no ha hecho nada para frenar la escalada inflacionista, el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, pidió calma y aseguró que ni trabajadores ni pensionistas perderán poder adquisitivo, gracias a las cláusulas de revisión.

De confirmarse esta estimación inicial de un IPC del 4,4% en febrero (el dato definitivo lo publicará el INE el 13 de marzo), se trataría de un paréntesis en la escalada de los precios de consumo desde septiembre, aunque esto dependerá de numerosas variables.

La más importante, la evolución que experimente el petróleo y sus derivados. Además, marzo es tradicionalmente un mal mes para la inflación, pues acaban las rebajas y, sobre todo, comienza la nueva temporada en productos como la ropa y el calzado y ello suele representar un significativo aumento de precios.

Quizás este año, la atonía por la que parece atravesar el consumo amortigüe en cierto modo esos encarecimientos.

'Todavía el efecto de la presión del componente de las materias primas continuará afectando a las tasas interanuales por la energía', explicó a Reuters Antonio Zamora, economista del Banco Urquijo.

Por otro lado, dos de los principales competidores de la economía española, como son Alemania e Italia, sí lograron en febrero frenar el avance de la inflación. En Alemania la tasa anual adelantada se situó en el 2,8% anual, frente al 2,9% registrado en enero y en Italia la moderación fue de dos décimas al quedar su tasa en el 2,9% en febrero. Tal y como ha reiterados en numerosas ocasiones el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, el hecho de que se mantenga la inflación en niveles altos aleja una posible rebaja de los tipos de interés.

El crudo sigue en máximos a la espera de la OPEP

El crudo Brent, de referencia en Europa, se mantuvo el viernes fuerte, por encima de los 100 dólares, en la zona de máximos, a la espera de la decisión de la OPEP sobre producción en la reunión que celebrará la próxima semana.

Así, el barril de Brent para entrega en abril se estuvo pagando durante buena parte de la jornada a 100,34 dólares en el mercado de Londres.

Este elevado nivel de precios del oro negro explica que la gasolina y el gasóleo en España acumulen ya una subida del 3,01% y del 3,66%, respectivamente, con respecto a los precios a los que cerraron 2007. Según datos de último Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE) recogidos por Europa Press, el precio del litro de gasolina sin plomo de 95 se situó esta semana en 1,128 euros. Por su parte, el gasóleo alcanzó los 1,103 euros, superando su récord anterior de 1,083 euros.