Aluminio

La CE acusa a Alcan de abuso de posición dominante

La CE acusó ayer al fabricante canadiense de aluminio Alcan de abuso de posición dominante, un cargo que de confirmarse puede suponerle a la compañía una multa de hasta el 10% de su facturación. Bruselas sospecha que la compañía está combinando ilegalmente su dominio de la tecnología de producción de aluminio con su presencia, a través de su filial ECL, en el mercado de maquinaria del sector. Alcan, según el pliego de cargos enviado por la CE el jueves 21 de febrero, obliga a los clientes que adquieren su tecnología de producción a comprar también a ECL la maquinaria necesaria.