Financiación

Habitat reconoce que el pacto de refinanciación de su deuda corre peligro

Barclays, Cajastur, Rabobank, Deustche Bank y Cajamar se han descolgado por ahora del acuerdo para la refinanciación de la deuda de Habitat, imprescindible para dejar a la inmobiliaria a salvo del proceso concursal, el equivalente a la antigua suspensión de pagos. Aun así, fuentes financieras confirmaron a este diario que las entidades tienen de plazo hasta el martes al mediodía para sumarse al acuerdo.

En un comunicado, Figueras valoró así la noticia de que Barclays, BBK, CajaAstur, Rabobank y Deutsche Bank y Cajamar se han descolgado por ahora del acuerdo para la refinanciación de la deuda de Habitat, con lo cual se abre un futuro incierto para la promotora que puede acabar en proceso concursal, el equivalente a la antigua suspensión de pagos.

¢La posición intransigente de cualquiera de estas entidades destruirá el presente y el futuro de la sexta inmobiliaria del país y la primera con sede en Barcelona¢, señaló el Figueras.

Añadió que Habitat ¢será el primer perjudicado, pero las implicaciones son graves para el conjunto del sector inmobiliario y con un efecto social y económico directo¢.

Estas seis entidades agrupan 117 millones de euros de un crédito sindicado total de 1.745 millones, lo que supone el 7% del préstamo.

Estas seis entidades no se han sumado por el momento al acuerdo que en cambio sí han suscrito 33 de los bancos, entre ellos los principales acreedores como La Caixa, el BBVA, Banco Sabadell, Banesto, Santander y Popular, entre otros.

Además, Habitat había conseguido el apoyo financiero del grupo Ferrovial, que también ha suscrito el pacto, y que había sido una de la principales condiciones de la banca acreedora para refinaciar la deuda.

El acuerdo se había diseñado de manera que el grupo de 39 bancos acreedores de Habitat, empresa que preside Bruno Figueras, empezaría a devolver el principal del crédito en el 2010, lo que le daba un amplio período de carencia para contar con un respiro financiero en un momento de caída de las ventas de residencial.

Habitat además cuenta con el apoyo de Ferrovial, que comprará unos terrenos que Habitat tiene en el barrio madrileño de Valdebebas por valor de unos 100 millones de euros y convertirá en participativo un crédito subordinado de 250 millones de euros.

La constructora Ferrovial, controlada por la familia Del Pino, tiene el 20% de Habitat, y gracias a su apoyo financiero la promotora catalana iba a evitar ir a proceso concursal, algo que ahora vuelve a ser una amenaza sólo que uno de los bancos no firme.

Ayer firmaron el acuerdo, convocado por La Caixa, un total de 29 bancos, pero hoy en lugar de que firmasen el resto como estaba previsto sólo se han sumado cuatro más.

BBK niega las acusaciones

BBK manifestó hoy que no participa en el préstamo sindicado que la promotora inmobiliaria Habitat pretende refinanciar, por lo que aseguró que no está entorpeciendo ningún proceso de refinanciación, ni pone en peligro la viabilidad de la empresa.

Según explicó BBK, la deuda de Habitat con la entidad vizcaína no está vencida "por lo tanto no ha lugar a su refinanciación".

Problemas con los minoritarios

Al problema con la banca acreedora se suma el pulso que mantiene Bruno Figueras con los accionista minoritarios de Habitat -Dolores Ortega, el abogado Emilio Cuatrecasas, la familia Castro (Hesperia), la familia Rodés y el presidente de Mango, Isak Andic-.

Este grupo controla el 25% de Habitat y han fracasado en su intento de que se les recomprase su parte de la empresa dada la delicada situación financiera de la compañía, que está previsto que cierre 2007 con cuantiosas pérdidas, ya que por el cambio de ciclo no ha podido cumplir sus previsiones de ventas de producto residencial, ha tenido que segregar su división hotelera y se ha visto obligada a desprenderse de sus principales activos.