Turbulencias financieras

UBS busca un nuevo presidente tras el azote de las 'subprime'

La entidad suiza UBS está buscando nuevo presidente entre los grandes banqueros europeos para, eventualmente, reemplazar al actual en el cargo, Marcel Ospel, según informa hoy el diario británico Financial Times.

Según explica el rotativo, los ejecutivos contactados por UBS incluyen al actual presidente de Barclays, Bob Diamond, el responsable de banca global de Deutsche Bank, Michael Cohrs, y el director general del fondo de capital riesgo Blackstone, John Studzinski.

Esta búsqueda refleja las crecientes presiones existentes sobre Ospel para que presente su dimisión tras hacer públicas el banco suizo unas de las cuentas anuales más perjudicadas de la banca europea como consecuencia del 'subprime'.

UBS anunció este mes pérdidas de 4.400 millones de francos suizos (2.724 millones de euros) como consecuencia de la crisis del 'subprime', tras registrar unos 'números rojos' de 12.500 millones de francos suizos (7.748 millones de euros) en el cuarto trimestre.

La entidad señaló que estos resultados reflejan pérdidas de 14.000 millones de dólares (9.475 millones de euros) como consecuencia de la crisis hipotecaria en EEUU.

Una de las señales de que el grupo pretende cambiar de presidencia fue el nombramiento anunciado ayer del consejero delegado de Fiat, Sergio Marchionne, que ocupará la vicepresidencia no ejecutiva y que además formará parte de la oficina del presidente del banco.

Marchionne, considerado como el artífice de la recuperación del grupo Fiat, aclaró que el nombramiento en UBS es totalmente compatible con su responsabilidad ¢full time¢ como consejero delegado de la multinacional italiana.

En una concesión hacia los inversores, el banco ha anunciando que todos los directores, incluido Ospel, podrían ser propuestos para su reelección de manera anual. El presidente del grupo señaló ayer al respecto que el consejo le ha pedido que permanezca en el cargo durante un año más, pero que no se compromete a nada más.

Estas noticias hacen tomar fuerza a la hipótesis de que Ospel presente su dimisión en abril de 2009. Sin embargo, el nombramiento de Marchionne, que ha asegurado no tener planes para suceder al actual presidente, prolonga la incertidumbre sobre el liderazgo a largo plazo de la entidad suiza.