Hacia la venta electrónica

Dentro de cien días los billetes de avión en papel serán historia

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) ha iniciado hoy una cuenta atrás de 100 días que culminará con la venta del 100% de los billetes aéreos en formato electrónico, acabando así con la venta de los billetes tradicionales de papel, ha informado hoy la institución en un comunicado.

"En 100 días el billete de papel se pondrá en un museo. El 1 de junio de 2008 la venta de billetes electrónicos alcanzará el 100%", señala el director general y presidente de la IATA, Giovanni Bisignani.

La asociación emprendió en junio de 2004 el camino hacia el 100% de las ventas en formato electrónico como parte de su programa Simplificando el negocio, "con el doble objetivo de hacer del viaje y el embarque más cómodo y con un coste más eficiente", apunta la nota.

El programa comenzó con cinco proyectos: Tarjetas de embarque con códigos de barras; Quioscos de auto check-in de uso colectivo; Identificación por Radiofrecuencia para la aviación; Venta de billetes electrónicos, e implantación de documentos de formato electrónico también para el transporte aéreo de mercancías.

Ahorro anual de 4.400 millones de euros

Con estos cinco proyectos, la IATA estima unos ahorros anuales para la industria de 6.500 millones de dólares (4.382 millones de euros). Posteriormente el programa se amplió para incluir una nueva herramienta de cara al auto check-in y un programa de mejora de la gestión de equipajes.

La venta de e-tickets es el buque insignia del programa, afirma Bisignani. "Mientras que procesar un billete de papel cuesta 10 dólares, el e-ticket se reduce a 1 dólar. La industria ahorrará cerca de 3.000 millones de dólares (2.022 millones de euros) cada año ofreciendo al pasajero un mejor servicio. No hay ninguna propuesta mejor de beneficio mutuo", sostiene.

Cuando el programa comenzó en 2004, sólo el 18% de los billetes emitidos en el mundo eran electrónicos. Hoy la penetración se sitúa por encima del 93%, según la IATA. "Esto es un increíble caso de éxito de la industria. Cuando comenzamos, cada mes se emitían más de 28 millones de billetes de papel, y esta cifra se ha reducido ya a menos de 3 millones", remarca Bisignani.