Estafas

El 'chiringuito' resiste contra viento y marea

La CNMV detecta 133 entidades ilegales desde 2003.

El 'chiringuito' resiste contra viento y marea
El 'chiringuito' resiste contra viento y marea

Rentabilidades desorbitadas, pero con todas las garantías. Vamos, una oportunidad única e inigualable que nadie en su sano juicio podría rechazar. Los chiringuitos financieros siempre utilizan este clásico anzuelo, pero aun así varios incautos continúan picando. El último ejemplo se denomina Riverduero, una entidad que operaba desde 1999, con delegaciones en Valladolid y Sevilla y acusada ahora de estafar 25 de millones de euros a unas 500 personas.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) no se cansa de alertar del peligro de este tipo de sociedades y, no en vano, ha realizado 133 advertencias sobre entidades no autorizadas para prestar servicios de inversión desde 2003. El número de expedientes sancionadores es mucho menor -sólo 24 desde 1998- , debido a que 'se necesitan pruebas fehacientes', señalan desde el supervisor.

Lo cierto es que evitar caer en las garras de alguno de estos desaprensivos es extremadamente sencillo. Basta con comprobar que el intermediario en cuestión figura en los registros del organismo regulador como empresa de servicios de inversión, en el apartado 'Rincón del inversor' de su página web (www.cnmv.es). Si es una entidad de crédito con la preceptiva autorización también aparecerá en el registro.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recuerda que 'la inscripción en el Registro Mercantil, por sí sola, no es suficiente garantía de solvencia'. Una cosa es que sea una sociedad anónima creada legalmente y otra que cuente con el visto bueno, por ejemplo, para captar ahorro público, una actividad regulada estrictamente. Si el intermediario cuenta con el plácet de la CNMV o el Banco de España, sus clientes estarán protegidos en caso de cualquier problema que tenga que ver con la solvencia de la sociedad en hasta 20.000 euros por persona, la cantidad que cubre el Fondo de Garantía, bien sea el de Depósitos (para las entidades de crédito) o el de Inversiones (para las de servicios de inversión).

'Hay casos en los que las supuestas víctimas son, mayoritariamente, cómplices, tal y como ha ocurrido, según tenemos constancia, en el caso Riverduero', señala Juan Moreno, secretario general de Unión de Consumidores de España (UCE). Manuel Pardo, presidente de Adicae, señala que 'muchos de estas estafas comienzan con entidades que sirven de gancho para otras entidades, pero que después aprovechan para llevar a cabo actuaciones que no pueden llevar a cabo'.

La Mifid impone nuevas trabas a los estafadores

'No será la panacea, pero sí se lo pondrá más difícil a los potenciales estafadores'. Así se refiere Carlos Tusquets, presidente en España de la Asociación Europea de Planificación Financiera, a la Directiva de Mercados de Instrumentos Financieros (Mifid), ya plenamente en vigor en España. La norma se mete de lleno en el asesoramiento financiero, el caldo de cultivo preferido, hasta el momento, para actuar sin estar sometido directamente a la supervisión. Esta actividad no estaba regulada, de tal forma que constituía la vía de entrada de intermediarios no autorizados, que se amparaban en que no necesitaban estar autorizados por los reguladores del sector bancario para dar este tipo de servicios. Así, a partir de ahora, será más complicado que el regulador no pueda actuar contra ellas.