Nueva operadora

Másmovil se estrena como el móvil más barato del mercado

La cifra de operadores de móvil virtual que se estrenan en el mercado español no deja de crecer y ayer se unió uno más. El lanzamiento estuvo a cargo de Másmovil, una operadora independiente que usará la red de Orange y que nace con el convencimiento de ser la más barata del mercado.

El precio por minuto será de ocho céntimos, con 15 céntimos de establecimiento de llamada. Esta tarifa es para los clientes que elijan la denominada recarga automática, controlada a través de una tarjeta bancaria. Los que opten por el método tradicional de saldo pagarán 10 céntimos por minuto o SMS.

Los precios de Másmovil son, sobre el papel, los más baratos del mercado entre las tarifas oficiales. La operadora de KPN, Symio, cobra por ejemplo nueve céntimos el minuto, mientras que Yoigo factura a sus clientes 12 céntimos.

La baza de los grandes

Si se tiene en cuenta que el precio medio de un minuto de móvil está en 18 céntimos, según los datos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), cualquiera de las tarifas de los nuevos operadores resulta atractiva comparada con los grandes, Telefónica, Vodafone y Orange.

Pero los móviles virtuales no tienen, o no en la misma medida, las armas que de sus mayores, como son los precios reducidos para las llamadas entre usuarios de una misma operadora o a grupos determinados, que se cobran por debajo de los ocho céntimos de Másmovil. Yoigo, que salió sin ellas, ha establecido conexiones a cero céntimos entre sus clientes, pero su cifra de abonados está muy lejos de parecerse a los 22,5 millones de usuarios de Telefónica.

Másmovil no está respaldada por ninguna empresa internacional del sector. Sus accionistas son el grupo Schibsted -socio mayoritario de 20 Minutos, Anuntis, Infojobs…-, el fondo escandinavo Northzone Ventures y la firma de inversión Dehesa de la Plata.