Resultados

Pelayo reduce un 26% su beneficio en 2007 por el aumento de la siniestralidad

El grupo asegurador Pelayo redujo su beneficio neto un 26,2% en el 2007 hasta los 22,6 millones de euros, frente a los 30,7 millones del año anterior, debido a un "repunte de la siniestralidad".

La mutua, que centra su actividad fundamentalmente en autos, obtuvo estos resultados, debido al aumento hasta el 68% de la siniestralidad, frente al 64,5% del año anterior, circunstancia que ha aumentado los costes en un año en que se han congelado los precios de los seguros.

La mayor parte del beneficio procedió de Pelayo Mutua de Seguros, su filial en el ramo de automóviles y seguros del hogar, que creció un 6,1% durante el 2007, frente al 2,7% del sector. Su cartera de pólizas aumentó un 26% hasta 1,06 millones, frente a los 850.000 del año anterior.

El grupo señaló además de que su volumen de ingresos por primas alcanzó los 573 millones de euros al cierre de 2007, lo que representa un aumento del 3% con respecto a los 554 millones ingresados en el ejercicio anterior.

La facturación de Pelayo Mutua aumentó un 12% hasta los 470 millones de euros, mientras que su beneficio se redujo el 26,8% hasta los 22,2 millones de euros debido al incremento de la siniestralidad mencionado.

La compañía informó hoy de que estos resultados ya incorporan el negocio del cuarto trimestre de Munat Seguros Generales por la cesión de su cartera a la mutua, mientras que el negocio del resto de trimestres entrarán durante el 2008.