Plan estratégico

Metrovacesa limitará su actividad promocional y se centrará en el patrimonio de alquiler

Metrovacesa presentó hoy su nuevo plan estratégico 2008-2010, con el que venderá suelo y activos por 2.375 millones e invertirá 5.284 millones de euros en nuevos edificios para dar un giro a su modelo de negocio y centrarlo en la gestión de patrimonio en alquiler y en la internacionalización, en detrimento de la actividad de promoción y venta de viviendas, subsector actualmente en desaceleración.

Con el denominado 'Plan Fénix' la sociedad aspira además a convertirse en una de las cinco primeras inmobiliarias europeas, dado que prevé cerrar 2010 con activos valorados en 17.313 millones de euros, un 10% superior respecto a 2007 (12.879 millones).

La composición de esta cartera se reequilibrará para ajustarse al nuevo modelo de negocio. El 90% de los activos serán de patrimonio, frente al 75% actual, mientras que los correspondientes a negocio de promoción de vivienda se reducirán desde el 25% hasta el 10% del total.

Casi la mitad de los activos (el 45%) estará en el exterior, fundamentalmente en Alemania, Francia y Reino Unido, si bien contempla extender su presencia a Bélgica y Holanda.

Para realizar este giro, la compañía que preside Román Sanahuja empleará las inversiones y desinversiones del plan, si bien no descarta adquisiciones de empresas que ¢encajen¢ con su nuevo modelo de negocio.

En cuanto a la venta de activos, y en línea con su nueva estrategia, destaca las ventas de suelo (por unos 1.030 millones de euros en el conjunto del plan), que computan como ingresos. Además desinvertirá en otro tipo de activos en España dispersos y que no encajen con el negocio por 1.347 millones, en concreto, oficinas (654 millones de euros), centros comerciales (398 millones) y hoteles (45 millones).

El beneficio de 2007 cae un 30%

Metrovacesa obtuvo un beneficio neto atribuible de 1.255 millones de euros en 2007, un 29,9% menos respecto al ejercicio anterior, informó hoy la inmobiliaria.

La compañía atribuyó el descenso al proceso de segregación registrado el pasado año, por el que se escindió la filial francesa Gecina que, de esta forma, sólo contribuyó al beneficio de Metrovacesa en los seis primeros meses de 2007.

Los ingresos crecieron un 35,4% en 2007, hasta 1.491,3 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se incrementó un 4,9% respecto a 2006 y alcanzó los 954,9 millones.

Metrovacesa está actualmente pendiente de la que Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) apruebe la oferta pública de adquisición (OPA) que la familia Sanahuja, su primer accionista, ha lanzado sobre el 100% de su capital social.

En cuanto a previsión de resultados, calcula que concluirá 2010 con un beneficio neto de 884 millones de euros, lo que arrojará un incremento del 22% respecto a 2008, el primero tras su escisión, cuando ganará 593 millones.

Inversión de 3.937 millones

Metrovacesa invertirá 3.937 millones de euros y venderá activos por 1.347 millones con su plan estratégico 2008-2010. Así, con el denominado ''Plan Fénix'' la sociedad prevé fomentar su negocio de patrimonio en detrimento de la promoción de viviendas y convertirse en una de las cinco primeras inmobiliarias europeas.

La inmobiliaria prevé cerrar 2010 con activos valorados en 17.313 millones de euros, un 90% de patrimonio y repartido en distintos países europeos, pero también elevará su endeudamiento hasta los 9.317 millones de euros, lo que arroja un apalancamiento (deuda sobre valor de activos) del 52%.

En cuanto a resultados económicos, estima que alcanzará un beneficio neto de 884 millones de euros al final del periodo del plan, lo que arrojará un incremento del 22% respecto a 2008, el primero tras su escisión, cuando ganará 593 millones.

En su plan, Metrovacesa anuncia una emisión de bonos híbridos por importe de 750 millones de euros durante el segundo trimestre de 2008, y que dará entrada a nuevos inversores institucionales. Para ello, la familia Sanahuja reducirá desde el 70% hasta el 51% su participación en la compañía.

La nueva Metrovacesa controlada por los Sanahuja tras la escisión de Gecina, su filial de patrimonio francesa, anuncia su plan de mientras sigue pendiente el último proceso de dicha segregación, con la integración del lote de activos de Gecina que le corresponde.