Reunión

El presidente del Eurogrupo insiste en que la economía de la UE no atraviesa "malos tiempos"

El primer ministro de Luxemburgo y presidente de turno del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, insistió hoy en que la economía de la Unión Europea no atraviesa ¢malos tiempos¢, aunque admitió que el crecimiento de la eurozona se situará en 2008 ligeramente por debajo de su potencial, es decir, por debajo del 2%.

¢Es obvio que el crecimiento de la zona euro estará ligeramente por debajo de su potencial. En 2008 tendremos menos crecimiento que en 2007 y 2006¢, dijo Juncker en declaraciones a la prensa a la entrada de la reunión mensual del Eurogrupo.

La Comisión Europea publicará el próximo 21 de febrero la actualización de sus previsiones económicas, y el comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, ya ha avisado de que revisará a la baja los pronósticos de noviembre, que situaban el crecimiento en el 2,2%, como consecuencia de las turbulencias financieras, la ralentización en Estados Unidos y los elevados precios del petróleo y alimentos.

El presidente del Eurogrupo resaltó que el Banco Central Europeo (BCE) ¢no es ciego¢ y, aunque tiene como ¢primer objetivo¢ garantizar la estabilidad de precios, también atenderá las ¢perspectivas económicas¢ a la hora de tomar decisiones sobre los tipos de interés.

Los ministros de Finanzas de la zona euro (Eurogrupo) estudian hoy la situación económica en Europa en medio de una creciente preocupación por el empeoramiento de los indicadores, con una atención especial a la inflación.

Reunión del G-7

La reunión, que precede al Consejo de Ministros de Finanzas de la UE de mañana, llega sólo dos días después de la cita de responsables económicos del G-7 en Tokio, que auguró un panorama económico más sombrío en 2008, con una ralentización global y una persistencia de las tensiones bursátiles, aunque sin hablar en ningún momento de recesión.

Tres países presentes en Tokio (Francia, Alemania e Italia) participarán en la discusión de hoy, además del presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, y el comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, mientras que un cuarto (Reino Unido), lo hará el martes.

Los responsables económicos del G-7 han coincidido en que pueden ser necesarios nuevos recortes de los tipos de interés y bajadas de impuestos para reactivar la economía global. Los delegados finalizaron su reunión de fin de semana en Tokyo con la declaración de que 'los altos riesgos persisten', incluidos la crisis inmobiliaria de EEUU y el endurecimiento de las condiciones crediticias.

Sin proponer medidas específicas, el grupo prometió 'medidas adecuadas, tanto individuales como colectivas'. La rapidez con que la crisis del crédito en EEUU se extiende a otras partes del mundo demuestra la necesidad de una mayor coordinación y comunicación, afirmó el representante del Tesoro.