Turbulencias en las Bolsas

Los parqués reviven de la mano de las operaciones corporativas

Y el rebote llegó. Las Bolsas recuperaron ayer parte de las ganancias de la jornada anterior en una sesión más tranquila, marcada por el impacto sobre las cotizaciones de las operaciones corporativas, los resultados empresariales y los datos de productividad de EE UU. El Ibex se anotó un alza del 1,74%, la mayor de Europa.

En tiempos de inestabilidad, los mercados reaccionan a bandazos, presas de las noticias, de mayor o menor calado, que van filtrándose como un goteo en los parqués. Si el martes fue un día de pesimismo y temor, ante toda una serie de datos macroeconómicos que ponen sobre la mesa el riesgo real de recesión, el miércoles las Bolsas se apoyaron en los resultados y las fusiones empresariales para recuperar parte de lo perdido.

Las Bolsas europeas amanecieron con subidas, que fueron tomando cuerpo a lo largo de la jornada, sobre todo tras la apertura de Wall Street.

La Bolsa española despuntó desde el primer momento, gracias al impulso de Iberdrola y Santander. El Ibex concluyó la sesión con una subida del 1,74%, hasta los 13.037,3 puntos, con lo que recupera por el momento la cota de los 13.000 que había perdido durante la jornada anterior, tras sufrir una caída superior al 5%.

'El ser humano es así', comentaba ayer el analista José Luis Cárpatos en su página de internet serenitymarkets.com. 'Pasa de lo blanco a lo negro rápidamente. Y en Bolsa ni les cuento. Del Apocalipsis de ayer al amanecer de las amapolas en el día de hoy. En 24 horas. Pero hay que andarse con ojo, la visión de una sola golondrina no necesariamente anuncia la llegada de la primavera'.

Los inversores entraron con fuerza en Iberdrola, tras comunicar ACS el martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que negocia con la francesa EDF crear un gran grupo eléctrico de mayoría española en torno a la compañía presidida por Rafael Galán. La acción cerró con una subida del 3,55%, hasta 10,2 euros Santander, entretanto, sumó una revalorización del 2,2%, un día antes de la presentación de sus resultados del cuarto trimestre de 2007, que se presupone que serán buenos. Telefónica contribuyó a la subida del índice español con un alza del 2,28%.

Las operaciones corporativas fueron protagonistas también en otros mercados. BHP Billiton elevó su oferta sobre Río Tinto, en la que puede ser una de las mayores operaciones de adquisición de la historia, disparando las especulaciones sobre nuevas fusiones en el sector minero. Sin embargo el sector terminó la sesión a la baja, arrastrada por el retroceso de BHP, del 4,82%.

El sector químico y el de servicios públicos tiraron de los índices europeos, entre los que destacaron la subida del Euro Stoxx 50 (+1,16%), del Dax de Fráncfort (+1,22%) y del AEX de Ámsterdam (+1,26%). Europa estará muy pendiente hoy de la reunión que mantiene el Banco Central Europeo, aunque el consenso de los analistas descarta por el momento una rebaja de tipos en la zona euro.

'Seguimos pensando que será un año de menos a más para las Bolsas', afirman los analistas de Banif en una nota. 'No se trata de un problema de valoraciones, lo que refuerza nuestra expectativa de que los principales índices bursátiles terminarán encontrando soporte. Sin embargo, a corto plazo el sentimiento seguirá siendo el principal catalizador para los mercados y en este punto no vemos argumentos en las próximas semanas para que se produzca una mejoría'.

El dato de actividad no manufacturera que se publicó el martes fue uno de los detonantes del desplome que sufrieron ese día las Bolsas estadounidenses. Ayer, la actividad de los cazagangas y los resultados de Disney parecía que podían obrar el rebote. El beneficio de la compañía de ocio cayó un 27% en el cuarto trimestre, pero el dato fue mejor a lo esperado, y en principio animó las compras.

Wall Street inició así la sesión con subidas que llegaron a superar el 1%, si bien el ímpetu se agotó y los índices terminaron la sesión con retrocesos. El Dow Jones cerró con una caída del 0,53% y el S&P 500, del 0,76%. El Nasdaq fue algo más allá y se dejó el 1,33%.

La jornada en EE UU contó no obstante con un dato macroeconómico que insufla esperanza: la productividad laboral creció en el cuarto trimestre por encima de lo esperado debido a los esfuerzos de las compañías por contener costes, y ayudará en la lucha contra la inflación en los próximos meses.

El euro. La cotización del euro permaneció estable en la jornada, por encima de los 1,46 dólares a los que cayó la sesión precedente. Los últimos datos de debilidad económica en la zona euro han alejado a la divisa del máximo histórico que estuvo a punto de registrar la semana anterior.

Las Bolsas frente a la recesión

Los últimos datos sobre la economía de Estados Unidos apuntan a una recesión. Así lo ve el mercado, que lleva tiempo saliendo de la renta variable sopesando esa probabilidad.

La historia muestra que las Bolsas han caído entre los seis y los 12 meses previos hasta confirmarse una recesión en Estados Unidos (ver cuadro). Los descensos se prolongan durante la crisis y un tiempo después.

La consolidación de recuperación llega un año más tarde de que haya finalizado la recesión. Pero cada situación puede ser excepcional. 'La propia velocidad de deterioro económico y la respuesta agresiva de la Reserva Federal bajó los tipos 1,25 puntos básicos en seis días son buenos ejemplos de que el momento actual es especial', dice José Luis Martínez, de Citi.

Destacados de la secsión

Santander. El banco presenta hoy los resultados de 2007. Las perspectivas de los analistas son positivas; 'excelentes', en palabras de Juan Pablo López, de Inverseguros. La firma apunta a un beneficio ordinario en torno a los 8.000 millones sin extraordinarios. La preocupación viene de la parte del Sovereign y del negocio doméstico.

Astroc. La inmobiliaria sigue disparada. Tanto, que ya casi ha entrado en positivo en el año (llegó a perder hasta un 58%). Con la de ayer, ha encadenado 10 sesiones en positivo, periodo en el que ha ganado el 121%. Astroc celebra hoy junta de accionistas y el mercado tiene depositadas fuertes expectativas.

Faes. La farmacéutica obtuvo una ganancia del 9,44%. Fue su mejor día en más de un año. Además, lo hizo con un volumen de negocio alto: 7,7 millones de euros. El resto de las compañías relacionadas con el sector salud tuvo un comportamiento más suave.

Inditex. Primera sesión en positivo de la semana para la compañía textil. Ganó el 1,05%. Bear Stearns inició ayer la cobertura de Inditex diciendo que evolucionará en línea con el sector, que en el año cae más del 17%. La debilidad del consumo está penalizando a este tipo de valores.