Fórmula 1

La FIA estudia sancionar a España por los insultos a Hamilton

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) ha advertido que los circuitos españoles de Fórmula 1 podrían ser sancionados por los supuestos insultos racistas que recibió ayer el piloto británico Lewis Hamilton por parte de algunos aficionados españoles durante las pruebas en el circuito de Montmeló en Barcelona.

Un numeroso grupo de aficionados, más de tres mil según la prensa inglesa, dedicaron el domingo todo tipo de ofensas al británico Lewis Hamilton. Los seguidores españoles acusan al inglés de haber sido el instigador de los problemas que sufrió el español Fernando Alonso en la escudería McLaren la temporada pasada.

La autoridades del Circuit de Catalunya reaccionaron y aislaron al equipo británico, evitando el contacto directo con la afición y retirando un par de pancartas dirigidas al jefe de la escudería Ron Dennis. "Estamos sorprendidos y decepcionados por el abuso", ha afirmado un portavoz de la FIA. "Esto contradice claramente los principios de la FIA y de volver a ocurrir serán seriamente sancionados", ha advertido.

La prensa inglesa asegura que España no hace lo suficiente para evitar el racismo en el deporte. España "no está haciendo lo suficiente para acabar con el racismo en los eventos deportivos". Son algunas de las acusaciones recogidas por la BBC y The Times.

España albergará dos pruebas del Mundial este año, en Barcelona y Valencia, y circuitos como el de Jerez o Ricardo Tormo son utilizados por la escuderías durante los entrenamientos de la pretemporada. "Queremos pedir a los aficionados que se comporten, (advirtiendo) que no toleraremos ningún tipo de actitud ofensiva", fue la posición del director del Circuit, Ramón Pradera.

McLaren, por su parte, no se ha pronunciado sobre los indidentes en Barcelona.