Banca

Virgin y la dirección de Northern Rock presentan sus planes para rescatar el banco

El Grupo Virgin y un consorcio liderado por la dirección de Northern Rock presentaron hoy sus respectivas propuestas para rescatar el banco de Newcastle, mientras que otro

comprador potencial, Olivant, se retiró del concurso en el último momento.

A última hora de la tarde, cuando acababa el plazo de entrega de las ofertas, el Ministerio había recibido ambos planes, al tiempo que el grupo de inversión Olivant anunciaba que no concurriría porque no podía cumplir los requisitos de financiación.

El Gobierno británico anunció el pasado 21 de enero un plan

financiero para facilitar al sector privado la compra de Northern Rock, que en septiembre tuvo que ser rescatado de emergencia por el Banco de Inglaterra con una deuda de unos 25.000 millones de libras (33.500 millones de euros, 50.000 millones de dólares).

El plan, elaborado por Goldman Sachs, consiste en convertir el préstamo hecho por el banco emisor inglés en bonos garantizados por el Estado, lo que pretende facilitar la compra a los inversores y el pago inmediato de la deuda.

Como contrapartida, sin embargo, el Gobierno seguirá vinculado a la entidad tanto tiempo como establezca el plazo de vencimiento de los bonos, lo que puede revertir en pérdidas para el contribuyente.

Virgin Group, del empresario Richard Branson, confirmó hoy que ha presentado un plan para hacerse con Northern Rock, al que integraría en su negocio Virgin Money con el nombre de Virgin Bank.

El grupo daría una inyección de capital al banco de 1.300

millones de libras, de los cuales 500 se recaudarían mediante una oferta a los actuales accionistas para que compraran nuevas acciones a un precio de 25 peniques.

Por su parte, el consorcio encabezado por la directiva de

Northern Rock precisó que quiere transformar el negocio con la venta y reorganización de sus activos, lo que haría bajo la dirección del antiguo director ejecutivo de la aseguradora Resolution, Paul Thompson, quien hace un mes se unió al Consejo de Administración.

Olivant, dirigida por el antiguo director ejecutivo de Abbey, Luqman Arnold, planeaba cambiar el equipo de dirección de Northern Rock para darle un vuelco al negocio, aunque al final ha optado por retirarse al concluir que no podía devolver los préstamos al Gobierno en el plazo fijado de tres años.

Los planes de rescate presentados hoy deberán ser evaluados en las próximas semanas por el Ministerio de Economía, la Autoridad de Servicios Financieros (FSA, por sus siglas en inglés) y el Banco de Inglaterra, en base a los requisitos de la Comisión Europea sobre competencia.

Primera víctima de las 'subprime' en Reino Unido

Northern Rock, con sede en Newcastle (noreste inglés), es la primera víctima en el Reino Unido de la crisis crediticia mundial provocada por la caída de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos.

Northern Rock, antiguamente el quinto banco hipotecario del país, se vio perjudicado por la crisis porque su sistema de financiación de los préstamos hipotecarios se basaba en pedir prestado a otras entidades, que dejaron de dejar dinero al sobrevenir la recesión.

Las acciones de Northern Rock, que por la mañana habían subido en la Bolsa de Londres ante la perspectiva de los nuevos compradores, bajaron al retirarse Olivant de la puja y acabaron la jornada con un retroceso del 8,33%.