Francisco Quintanilla

'Tenemos una lista de socios para la Bilastina en EE UU'

La compañía farmacéutica confía en que la Bilastina, un fármaco para determinadas alergias y que se encuentra en su fase final antes de empezar su comercialización, elevará considerablemente los ingresos del grupo en los próximos años.

Turbulencias bursátiles, sensible caída del valor en los mercados e incertidumbres sobre el desarrollo final de la Bilastina, un antihistamínico destinado a combatir determinadas alergias, han penalizado los últimos meses a Faes Farma, una firma farmacéutica acostumbrada a homenajear a sus accionistas con buenos dividendos y ampliaciones de capital gratis. Francisco Quintanilla, su director general, afirma que la compañía, pese a manejarse en un entorno regulatorio desfavorable con descensos en los precios de referencia de los fármacos, seguirá creciendo, tanto en el mercado nacional como internacional, equilibrará su cartera de productos y engordará, sensiblemente, sus ingresos con la comercialización de la Bilastina a nivel mundial a finales de 2009.

¿Cómo han cerrado 2007?

Parecido a 2006 la compañía ganó 22,7 millones netos lo que no está nada mal debido a la bajada de los precios de referencia de los fármacos, tanto en España como en Portugal.

"Tenemos futuro y recursos, pese a las continuas bajadas de los precios de los fármacos"

"El acuerdo con Menarini para 51 países nos aportará importantes ingresos"

¿Qué esperan de 2008?

Será un año con un incremento de un dígito alto. Este ejercicio comenzaremos a ver los efectos de la compra de Ingaso, la firma de salud y nutrición animal que adquirimos por unos 20 millones de euros. La empresa, que es líder en España, tiene un importante potencial de crecimiento con una facturación estimada de 17 millones. Vamos a exportar sus productos a los mercados emergentes y entraremos con fuerza en China, Vietnam, Filipinas y los países del Este.

¿Y en el negocio farmacéutico?

El marco regulatorio no es el ideal. No obstante en enero hemos iniciado la comercialización de Bondenza, un fármaco para la osteoporosis que hemos adquirido la licencia a Roche y Glaxo. Este producto supondrá un incremento de la facturación de entre el 3 y el 4% a finales del tercer trimestre sus ventas ascendieron a 141 millones.

Están desarrollando un nuevo producto, la Bilastina, y han roto recientemente con la compañía norteamericana Inspire, su socio para pasar el filtro de las autoridades estadounidenses y en la comercialización del producto tanto en EE UU como en Canadá. ¿En qué fase se encuentra?

Claramente su salida es financiera. Nos entregaron cerca de 6 millones de euros y si el producto seguía adelante tendrían que endeudarse fuertemente para abonar lo pactado. También les obligaba a duplicar su red de ventas para llegar a la atención primaria. Así que han decidido centrarse en el área de especialistas. Han sido unos socios leales, su comportamiento muy profesional y nos han ayudado ante la FDA el organismo de Estados Unidos encargado de dar luz verde a la comercialización de medicinas y alimentos.

Estados Unidos y Canadá son dos grandes mercados. ¿Ya tienen nuevos socios?

Al día siguiente de concluir nuestros acuerdo con Inspire teníamos peticiones de conversaciones para licenciar el producto con dos farmacéuticas de Estados Unidos y una de Canadá. Hemos retomado las negociaciones con firmas, tanto norteamericanas como multinacionales para esos mercados.

¿Tienen ya una lista corta?

Sí, y nuestros posibles socios están analizando la oportunidad de contar con la Bilastina.

Pero la FDA les ha pedido que aporten más información, y eso significa más recursos financieros...

Lo financiaremos con nuestros propios recursos y con las aportaciones de los nuevos socios. Estamos negociando con varias compañías para licenciar el producto para los mercados de China, India, México, Australia y Brasil, además de Estados Unidos y Canadá.

¿Cuándo piensan que la Bilastina puede estar en el mercado?

Creemos que a finales de 2009 se podrá comercializar en EE UU y Canadá. En Europa, unos meses antes.

¿Qué efectos tendrá su acuerdo con Menarini para comercializar el nuevo producto?

Es un gran acuerdo porque permitirá posicionar nuestro producto en más de 51 países. Menarini, una empresa muy agresiva comercialmente, es la número uno en Italia y en los países del Este. La alianza nos proporcionará unos ingresos considerables por el pago de la licencia que pueden llegar al 15%. Nos garantiza una caja importante. Por otra parte, el acuerdo con la coreana Yuhan tiene un importante componente estratégico porque será una referencia en la zona y la empresa es extremadamente eficiente.

¿Cuánto se gasta Faes Farma en investigación anualmente?

Del orden de 20 millones de euros al año, una parte de los cuales se han destinado a investigar y a desarrollar la Bilastina, un producto que nos será muy rentable, a pesar de que en su investigación y desarrollo llevamos unos 12 años.

¿Mantendrán este ritmo inversor o se dedicarán a la compra de licencias?

Tenemos claro que la Bilastina será el último producto que desarrollaremos hasta el final. El futuro pasa por llegar a la fase preclínica, es decir, hasta que el fármaco está listo para ser investigado en humanos. Trabajaremos el campo de las moléculas. Ahora estamos estudiando un total de 30 que se están probando en animales y que abarcan cuatro áreas: cáncer, osteoporosis, alhzeimer y enfermedades auto inmunes como, por ejemplo, la artritis reumatoide. Estas fases sabemos trabajarlas muy bien. La idea posterior es vender los productos que desarrollemos hasta la fase preclínica y conseguir derechos para comercializar el producto una vez pueda colocarse en el mercado.

¿Es propicio el marco regulatorio para la industria farmacéutica?

El consumo farmacéutico está previsto que crezca por encima del 5%, mientras que el incremento medio por receta apenas ha llegado al 1%. Llevamos cuatro años de continuos descensos en los precios de referencia y se pueden producir más ajustes. La verdad es que la política de la administración nos beneficia.

¿Han preparado sus propias recetas para sortear el panorama restrictivo para los fármacos en lo que a precios se refiere?

Tenemos un gran futuro y, también, recursos. Hemos ajustado recientemente nuestra red comercial un 20% y tenemos la plantilla dimensionada.