Crisis

Goldman añade 40.500 millones al agujero de la banca en 'subprime'

La pesadilla de los créditos de alto riesgo (subprime en inglés) continúa. Según los expertos de la firma Goldman Sachs, la banca mundial deberá provisionar otros 60.000 millones de dólares (40.500 millones de euros) para hacer frente a nuevas depreciaciones de activos relacionados con este tipo de préstamos.

La caída de los precios de inmuebles comerciales en Estados Unidos (EE UU), estimada entre un 21% y un 26%, provocará dotaciones por valor de 20.000 millones de dólares. Además, la caída del precio de las viviendas provocará, de acuerdo con analistas de Goldman, un aumento de los impagos en créditos no tradicionales (aquellos que no incluyen límites o no exigen una documentación sobre ingresos). Esta subida de la morosidad obligará a realizar provisiones por otros 40.000 millones de euros.

Por el momento, el colapso del mercado estadounidense de hipotecas subprime ha provocado pérdidas y dotación de provisiones por 146.000 millones de dólares en entidades financieras de todo el mundo. La sangría podría alcanzar un montante global de 265.000 millones si los bancos regionales de EE UU, entidades hipotecarias y firmas internacionales llevan a provisiones el total de sus carteras, según la agencia crediticia Standard & Poor's.

'A pesar de los recientes recortes de tipos de interés, la evolución del crédito sigue siendo el tema más importante para los resultados de las entidades financieras', asegura un analista de Goldman. 'Las pérdidas relacionadas con inmuebles comerciales y créditos exóticos no parece que vaya a mejorar con las recientes medidas gubernamentales'.

Entre los bancos más afectados por la crisis subprime están Merrill Lynch y Citigroup, que han tenido pérdidas ligadas a este tipo de activos por 24.500 millones de dólares y 19.600 millones, y el suizo UBS, que ha provisionado 18.400 millones de dólares. La onda expansiva de las inversiones de estas hipotecas y los bonos que las respaldan ha llegado hasta la banca nipona. Las tres mayores entidades bancarias de Japón han anunciado pérdidas por 4.700 millones de dólares, y sus beneficios del tercer trimestre se han reducido un 50%.

Merrill indemnizará a Springfield

Una de las grandes perdedoras de la crisis subprime, la firma Merrill Lynch, ha aceptado pagar a la ciudad de Springfield -en el Estado de EE UU de Massachusetts- con 13.900 millones de dólares (9.400 millones de euros) por una disputa legal a cuenta de bonos respaldados por hipotecas de alto riesgo (CDO en inglés). Esta indemnización compensará el dinero que la corporación municipal ha perdido por inversiones en CDO. Merrill ha reconocido que sus agentes compraron este tipo de bonos sin el consentimiento expreso de Springfield.