Oferta

Colonial abrirá sus libros al Estado de Dubai

En un momento de intensos rumores sobre el futuro de una de las inmobiliarias más endeudadas y castigadas en España, el consejo de administración de Colonial ha aceptado abrir al Estado de Dubai sus cuentas para que estudie una posible oferta que podría poner fin al complicado entramado bancario que rodea a la sociedad.

El consejo de administración de Colonial ha aceptado la petición de Investment Corporation of Dubai (ICD), el fondo de inversión del Gobierno de Dubai, y le abrirá sus libros para que estudie una eventual oferta. En el comunicado remitido a la CNMV la inmobiliaria anuncia que accede a la petición del fondo si previamente se garantiza la confidencialidad de la información suministrada.

Se trata de la segunda firma que tendrá ocasión de realizar una 'due dilligence' sobre Colonial, después de que el máximo órgano de gestión de la inmobiliaria autorizara hace unas semanas el acceso a sus cuentas a la norteamericana General Electric.

Además, el fondo de Dubai es la tercera sociedad que revela públicamente su interés por Colonial. La primera en hacerlo fue Gecina, inmobiliaria francesa controlada por Joaquín Rivero, quien estableció contactos con los principales accionistas de Colonial y sus bancos, pero por el momento no ha pedido información financiera.

COLONIAL 7,89 -1,38%

La inmobiliaria cuesta actualmente en Bolsa algo menos de 2.800 millones de euros, pero un hipotético comprador debería asumir también una deuda de casi 9.000 millones de euros en un momento de grandes tensiones en los mercados de crédito.

Entretanto, la empresa valora sus activos inmobiliarios en más de 12.000 millones de euros y tiene una participación del 15,066 por ciento en la constructora FCC, con un valor de unos 800 millones de euros.

¢Los activos de Colonial son fantásticos, nadie pone eso en duda¢, dijo un analista del sector en Londres, que destacó también el valor de la filial francesa de Colonial, SFL. Sin embargo, el analista añadió que ¢Colonial es una compañía excesivamente apalancada, con mucho fondo de comercio y con unos notables riesgos de deuda. Básicamente pagaron mucho en un mercado alcista¢. ¢Probablemente lo que se plantea ICD es quedarse con los activos buenos de oficinas y vender las participaciones en SFL y FCC para ir cumpliendo con pagos de deuda¢, añadió.

En la actualidad, el accionariado de Colonial está compuesto por el grupo Nozar, que controla un 12,3% y Luis Portillo, que tiene un 39,745%.

Los bancos y la pignoración

Además del inevitable consenso con los accionistas que controlan la mayoría del capital, cualquier eventual oferta requerirá del plácet de los bancos acreedores. Tanto Portillo como el grupo Nozar tienen pignoradas (entregadas en prenda como garantía de crédito) sus acciones con diversos bancos.

Adicionalmente, las entidades que financian el crédito sindicado de 6.500 millones de euros con el que se pagaron las últimas compras, (Calyon, EuroHypo, Goldman Sachs y Royal Bank of Scotland), firmaron en su día un acuerdo que recoge una posible revisión de los términos del préstamo en el caso de un cambio de control en el capital.

Colonial subió un 5,59% en la sesión de bolsa de hoy. Los títulos de la inmobiliaria de la que Luis Portillo es primer accionista cerraron a 1,70 euros por acción, valor más alto de este año, tras oscilar entre un mínimo y un máximo de 1,64 y 1,73 euros por título.