Metales

El precio oro marca un nuevo récord por los problemas de producción en África

Los contratos de futuros del oro más negociados en Nueva York alcanzaron hoy su segundo récord de cierre consecutivo, al acabar la sesión en 910,7 dólares por onza, empujado por el anuncio de que dos empresas de Sudáfrica han suspendido sus operaciones de extracción por restricciones eléctricas.

Además, los contratos de cien onzas de oro con vencimiento el próximo 8 de febrero, que son los más negociados en la división de metales de la Bolsa de Nueva York (COMEX) llegaron a cambiarse a 917 dólares, el precio más alto de su historia, en un día en que también los contratos de platino tocaron un máximo.

Sin embargo, cerraron la última sesión de una agitada semana a 910,7 dólares, lo que supone un avance de 5,3 dólares y una revalorización del 0,5%.

AngloGold y Gold Fields, dos de los principales grupos mineros de Sudáfrica, anunciaron hoy que han tenido que suspender todas sus operaciones a causa del racionamiento de energía eléctrica que rige en el país desde hace dos semanas.

Sudáfrica ha sido durante décadas el mayor productor de oro del mundo, aunque recientemente fue adelantado por China.

En un comunicado dado a conocer por Gold Fields, la firma indicó que la empresa pública Eskom, principal generadora del país, había ordenado a las mineras sudafricanas reducir a "niveles de supervivencia" su consumo de energía o vancelar las operaciones durante las próximas dos o cuatro semanas.

"Esto tendrá efectos graves en las operaciones de Sudáfrica y afectará negativamente en la producción de oro", afirmó Ian Cockerill, el director ejecutivo del grupo minero, cuyas operaciones se extienden a Ghana y Australia, y tiene planes de invertir en Perú.

Ese parón elevó el temor de los inversores a que la oferta mundial de oro escasee, lo que les llevó a elevar sus compras de contratos de futuros y, por lo tanto, encarecer su precio, que en los últimos meses ya ha subido considerablemente a causa de la debilidad del dólar.

Los avances de principios de año también se han visto impulsados por la apuesta de los inversores por los metales preciosos como valores refugio ante las perspectivas de retroceso en las bolsas mundiales.

En Londres, el principal mercado del oro, el preciado metal también batió hoy un nueva récord, al llegar a cambiarse a 923,72 dólares por onza, aunque finalmente cerró a 918,25 dólares.

El platino, del que Sudáfrica es el mayor productor mundial, también cerró hoy en máximos históricos en el COMEX, ya que los contratos más negociados (con vencimiento el 8 de abril) llegaron a tocar los 1.994,9 por onza y cerraron a 1.680,1 dólares.