'Telecos'

Jazztel alerta del peligro de encarecer el ADSL por el requerimiento de inversión

¿Es eficiente desplegar varias redes paralelas y muy parecidas para llegar al mismo cliente? La pregunta se la hace el consejero delegado de Jazztel, que alerta del peligro de que un aumento de costes termine perjudicando al cliente. La firma pide un marco que garantice el retorno de la inversión.

Es la segunda operadora después de Ono que se manifiesta con luz y taquígrafos sobre la nueva regulación para el sector que ha anticipado la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) en forma de líneas maestras para adelantar lo que se plasmará en el futuro. Y también tiene críticas para ella.

Jazztel considera que la competencia en infraestructuras es importante, pero que este fin no puede ponerse por encima de la eficiencia. 'Lo que la CMT ha presentado es un anticipo, un libro blanco, así que lo que hay que hacer ahora es trabajar para diseñar un marco adecuado que garantice la competitividad de los operadores alternativos', explica el consejero delegado de la operadora, José Miguel García, en una entrevista con este diario. 'Si no es así -añade-, peligra el desarrollo de la banda ancha en España y ya estamos por detrás de la media europea'.

El ejecutivo de Jazztel cuestiona la rentabilidad de que cada operadora despliegue su propia red de fibra hasta los hogares y, sobre todo, considera que es un modelo que puede terminar perjudicando a los usuarios, porque elevará el precio de los servicios de banda ancha. 'El modelo debe optimizar los costes para que las tarifas sean las adecuadas', señala.

La compañía lanzará este año las primeras ofertas de 50 megas y el móvil virtual

A su juicio, no tiene sentido una regulación que fuerce a las compañías a acometer desembolsos en redes que tardarán años en amortizar, en lugar de fomentar una competencia basada en la innovación, los servicios diferencias y la calidad.

Por eso, García pide a la CMT un marco que garantice el retorno de la inversión y para ello reclama una regulación estricta y controlada de las canalizaciones de Telefónica, para que los operadores alternativos no tengan problemas a la hora de desplegar sus nuevas redes de fibra por los conductos de obra civil del ex monopolio.

En este punto, Jazztel alaba la iniciativa de la CMT, que ha decidido obligar a Telefónica a abrir las canalizaciones a terceros para fomentar la competencia en infraestructuras, pero no concuerda en el método. El regulador ha preferido alentar el acuerdo libre entre las partes, al estilo del móvil virtual, pero García cree que así se deja demasiado poder a la compañía dominante.

Tampoco ve con buenos ojos que el modelo de acceso a la red de fibra de Telefónica sea un servicio mayorista de reventa. 'Ya lo hay ahora con la red de cobre y no ha funcionado. Lo que ha desarrollado la competencia son las inversiones en las centrales del ex monopolio, para llegar directamente a la línea del abonado'.

El directivo de Jazztel confía en que las líneas maestras avanzadas por la CMT sufran algún retoque antes de convertirse en regulación, lo que tomará un mínimo de dos años. Si no es así, García está convencido de que los operadores alternativos terminarán poniéndose de acuerdo entre ellos e, incluso, con Telefónica para compartir las redes. Se trataría del mismo esquema que se ha hecho en móvil, donde dos compañías están compartiendo el despliegue de la red de tercera generación.

Preparada para competir

Jazztel asegura que está preparada para competir en todas las velocidades de la banda ancha y que para ello cuenta con 4.100 kilómetros de fibra urbana en las principales ciudades. Con esta infraestructura, la operadora necesita tender menos de 100 metros de red para conectar 200.000 edificios de clientes residenciales, de la misma forma que ya ha hecho con varias empresas. Jazztel da servicios de un giga -1.000 megas- a 35 compañías y de 100 megas a otras 43.

Por ahora, sin embargo, no ha conectado ningún usuario residencial 'porque llegar a un edificio de 60 viviendas y que luego sólo dos de ellas contraten los servicios no es rentable', explica José Miguel García. La demanda, por tanto, determinará la inversión de Jazztel, asegura el ejecutivo. En cuanto se constate que los usuarios piden 100 megas, se hará lo que sea necesario para conseguir fondos para invertir, añade.

Como anticipo, Jazztel lanzará este año las primeras ofertas de 50 megas. También su salida como móvil virtual es inminente.