Anuncio

Société Générale acusa a un empleado de fraude millonario

Société Générale ha asegurado, en un comunicado, que pese a esos dos elementos, en el ejercicio de 2007 tendrá entre 600 y 800 millones de euros de beneficios netos.

El presidente de Société Générale, Daniel Bouton, confirmó que el operador, de unos 30 años, ha sido identificado como Jérôme Kerviel.

La entidad ha asegurado que para reforzar sus fondos propios tras el fraude va a lanzar un aumento de capital de 5.500 millones de euros al que podrían acudir los sindicatos bancarios del JP Morgan o Morgan Stanley, según se comenta en los foros bursátiles franceses.

El grupo de seguros Groupama, que tiene el 3,5% del capital del banco, anunció de inmediato que suscribirá ese aumento de capital, al nivel de su participación, y que se reserva la posibilidad de ir más allá.

Mientras, el abogado de un centenar de accionistas de Société Générale anunció a medios locales que ha cursado una demanda ante la fiscalía de París por estafa, abuso de confianza y otros cargos.

Fraude

El banco explicó que descubrió el fraude, atribuido a uno de sus operadores encargado de actividades de cobertura de futuros sobre índices bursátiles europeos, los pasados 19 y 20 de este mes.

Ese operador, según la entidad bancaria, adoptó posiciones "fraudulentas" el año pasado y a comienzos de 2008 que iban "mucho más lejos de los límites débiles que se le habían atribuido", algo que pudo disimular con "un montaje elaborado de transacciones ficticias" gracias a "su conocimiento profundo de los procedimientos de control".

Ante la amplitud de esas posiciones y las "condiciones de mercado particularmente desfavorables", Société Générale ha decidido contabilizar el impacto negativo de los 4.900 millones de euros en sus cuentas de 2007, en concreto en su resultado antes de impuestos.

También trató de tranquilizar sobre su exposición actual al indicar que ha relevado de sus funciones al empleado responsable, que ha revisado y analizado en detalle sus operaciones, lo que ha confirmado "la naturaleza aislada y excepcional de este fraude".

"Sus motivaciones parecen incomprensibles", explicó el presidente de Société Générale (SG), Daniel Bouton en rueda de prensa, al referirse al presunto defraudador, un hombre de unos 30 años que no se ha beneficiado "directamente" y que actuó solo.

Aún así, Bouton insistió en el mensaje de que SG es "tan sólido que el ejercicio de 2007 se cerrará con un beneficio neto de entorno a los 700 millones de euros".

Del operador cuyas acciones fueron descubiertas por el banco a última hora del pasado viernes, Bouton dijo que "construyó una empresa de disimulo", que le permitió "eludir todas las capas de control".

El presidente del banco justificó el no haber llevado el caso inmediatamente ante la justicia después de descubrirlo por la magnitud del riesgo financiero que hubiera supuesto para SG cualquier filtración y asumió las posibles responsabilidades que se deriven de esta actuación.

"La pérdida podría haber sido un múltiplo de lo que hemos perdido", advirtió antes de remachar que como "no somos especuladores" SG decidió cerrar todas las posiciones de este operador entre el lunes y el miércoles de esta semana.

Crisis 'subprime'

En cuanto al impacto de la crisis de los créditos hipotecarios de alto riesgo en Estados Unidos, señaló que los 2.050 millones de euros que se van a contabilizar en el último trimestre del pasado ejercicio se descomponen en 1.100 millones por riesgos del sector inmobiliario residencial, 550 por la exposición a los aseguradores "monolines" de EE UU y 400 millones de "provisiones adicionales relativos a esos dos elementos.

A este respecto, la entidad señaló que su cartera de 'subprime', que estaba valorada en 550 millones a fecha del pasado 30 de septiembre, se ha cubierto, depreciado o vendido, de forma que a finales de año mantenía una "exposición residual" de unos 35 millones de euros.

Société Générale, que publicará sus cuentas definitivas de 2007 el próximo 21 de febrero, subrayó que el resto de sus actividades "deberían exteriorizar buenos resultados", y así por ejemplo los ingresos de su red bancaria en Francia aumentarán en torno al 4,7%.

Dimisión de su presidente

Asimismo, también se ha revelado que el consejo de administración del banco, uno de los más grandes del mundo, ha rechazado una oferta de dimisión de su presidente, Daniel Bouton.

El fraude recuerda un revés similar sufrido el año pasado por el mayor banco minorista de Francia, Crédit Agricole, que en septiembre anunció un cargo de 250 millones de euros relacionado con una operación no autorizada.