_
_
_
_
_
Juan Carlos López-Hermoso

'Las continuas reformas fiscales provocan inseguridad jurídica'

Muy crítico con los poderes públicos, Juan Carlos López-Hermoso censura los continuos cambios en la normativa fiscal y aboga por una reforma en profundidad de un sistema tributario 'que peca de complejo y causa inseguridad jurídica'

El nuevo presidente de la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf), Juan Carlos López-Hermoso, asegura que la sociedad tiene una imagen distorsionada de su profesión. En contra de los que sostienen que los asesores fiscales son aquellos que ayudan a evadir impuestos, López-Hermoso defiende que su labor es fundamental para el correcto funcionamiento del sistema tributario. El sustituto de Rubén Candela al frente de Aedaf anhela que su asociación influya en los cambios que, según él, deben producirse en el complejo y disperso sistema tributario español.

PREGUNTA.Usted defiende que el sistema tributario español es demasiado complejo.

RESPUESTA. Absolutamente. Y esta complejidad representa una gran presión sobre el asesor fiscal. Además, nos lleva a una inseguridad jurídica que los excesivos cambios legislativos agravan.

Más información
COMPRE LA EDICIâN DE HOY EN PDF

A tenor de las propuestas electorales, los próximos cuatro años estarán marcados por nuevas reformas fiscales.

Las continuas reformas provocarán más inseguridad jurídica e incertidumbre. En economía, se trata de reducir la incertidumbre para anticiparse al escenario futuro. Y ahora sabemos que el escenario cambiará, pero falta información.

¿Usted es partidario de bajar los impuestos?

Sí, pero de las propuestas políticas no puedo opinar porque me faltan datos. En cualquier caso, habrá que estudiar las consecuencias de la merma de ingresos públicos. Esto es fundamental. No hay ningún problema por pasar de superávit a déficit, pero hay que decirlo.

¿Los clientes reclaman la desaparición del impuesto de patrimonio y la reducción del impuesto de sociedades?

Por supuesto. Pero más allá de que haya impuestos obsoletos, el gran problema es la dispersión normativa entre comunidades autónomas que provoca que el tratamiento fiscal en situaciones idénticas sea diferente dependiendo del territorio. Desde el punto de vista económico, esto supone una ruptura del principio de unidad de mercado. Se están produciendo deslocalizaciones dentro de España de empresas pero también de personas.

Entonces, ¿cree que los contribuyentes cambian de residencia para pagar menos impuestos?

Sin duda. Los poderes públicos fomentan estas situaciones. Ahora bien, lo que mucha gente no sabe es que si un andaluz, por ejemplo, cambia de residencia a Madrid, hasta pasados cinco años no se le aplicará la normativa fiscal de la Comunidad de Madrid.

A pesar de eso, la tendencia de los últimos años ha sido ahondar en la descentralización fiscal.

Sí, pero se debe armonizar la capacidad normativa de las comunidades autónomas. Así sucede en la Unión Europea. España tiene capacidad normativa pero debe respetar las directivas que llegan de Bruselas. Ahora que cambiará el modelo de financiación se debe tomar buena nota de todo esto.

Ha hablado de figuras impositivas obsoletas. ¿Puede precisar?

El de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, por ejemplo. También se debería ver cuál es la función del impuesto de patrimonio y del de donaciones y sucesiones. España necesita una profunda reforma del sistema fiscal y no parches. Evidentemente, los esquemas fiscales deben adecuarse a las realidades económicas pero la columna vertebral no puede estar permanentemente en discusión.

Más allá de la dispersión normativa, ¿qué defectos padece el sistema tributario para que sea necesario un cambio en profundidad?

Creemos que la Administración Tributaria debe aplicar las normas en sus justos términos, atendiendo a su finalidad. Entendemos que es una parte implicada y su obligación es cumplir la ley en sus justos términos. Y otro gran defecto es el modelo de relación ciudadano-administración. Existe una excesiva asimetría y desequilibrio en esa relación.

Más que ciudadanos tributarios, tenemos la percepción de que somos súbditos tributarios.

Demandas. ¢Sino nos hacen caso, acudiremos a Bruselas¢

Juan Carlos López-Hermoso ha tomado posesión de su cargo con la intención de ¢dar guerra¢ y de hacerse escuchar ante los poderes públicos. Y, si hace falta, asegura que acudirá a las autoridades de la Unión Europea.¿Cómo pretenden hacer llegar sus demandas a los poderes públicos?Trasladaremos las propuestas de mejora a quien corresponda con el fin de reducir la inseguridad jurídica. Además, aprovecharemos que la presidenta de la Confederación Fiscal Europea es Lourdes Pérez Luque, miembro destacado de esta organización, para que la voz de España se haga oír.¿Qué exigirán al Gobierno que se forme tras el 9 de marzo?Vamos a pedir la retirada del artículo 108 de la Ley de Mercado de Valores [esta norma persigue el fraude fiscal y obliga a tributar por el impuesto de transmisiones patrimoniales la compra de empresas constituidas en más de un 50% por bienes inmuebles]. Si el Gobierno no nos hace caso acudiremos a Bruselas.¿Qué opinión tiene del Plan contra el Fraude elaborado por el Gobierno? Negativa. Supone un incremento de la presión fiscal que deben soportar los asesores fiscales. Yo soy el primer en defender la lucha contra el fraude pero el fin no justifica los medios.Este plan incluye valorar a precio de mercado todas las operaciones entre empresas del mismo grupo. ¿Le parece acertado? No tiene sentido que esta obligación abarque también las operaciones dentro del ámbito nacional. Supone una carga documental insoportable. Aunque habrá que esperar al desarrollo reglamentario.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_