Finanzas

Los créditos morosos aumentan un 46% en doce meses

La tasa de morosidad de la banca creció en noviembre por quinto mes consecutivo, hasta alcanzar el 0,91% del saldo crediticio total. Dos causas explican el fenómeno. De un lado, el frenazo en la concesión de préstamos. De otro, la fuerte subida de los créditos dudosos, que en los últimos doce meses han crecido un 46%. æpermil;ste es el mayor ritmo de crecimiento del último lustro.

La proporción de préstamos morosos respecto al volumen total de créditos sigue creciendo de forma implacable. A noviembre, 15.895 millones de la cartera crediticia del sector bancario español eran de dudoso cobro, lo que representa el 0,91% del total.

Los banqueros insisten, una y otra vez, en que esta proporción es ínfima, está cubierta por una amplísimo colchón de provisiones, y es la menor de las economías occidentales. Pero lo cierto es que crece ininterrumpidamente en los últimos meses: 0,78% en julio, 0,84 en septiembre y 0,91% en noviembre, según los datos hechos públicos el viernes por el Banco de España.

La explicación de este rápido deterioro crediticio tiene dos vertientes. Por un lado, el conjunto de préstamos bancarios ha moderando su crecimiento por la subida de tipos de interés y el enfriamiento del mercado inmobiliario. Frente a las tasas del 27% que se daban en 2005, los créditos crecen ahora al 18,3%%.

Al mismo tiempo, el empeoramiento de la coyuntura económica ha provocado un importante aumento de los impagos. Los créditos de dudoso cobro sumaban a noviembre 15.898 millones de euros, un 46,4% más que un año atrás, lo que representa el mayor ritmo de crecimiento en más de los últimos cinco años.

Las primeras presentaciones de resultados de 2007 -Banesto, La Kutxa, Bankinter- han confirmado esta tendencia, que de momento no preocupa al sector. El pasado jueves, Enrique García Candelas, responsable de la red de Santander en España abordaba la cuestión con optimismo: 'nuestro nivel de morosidad está en mínimos históricos y además, tenemos un nivel de cobertura del 254%, algo insólito en Europa'.

También Jaime Echegoyen, consejero delegado de Bankinter, alardeaba el mismo día de una de las tasas de morosidad 'más bajas del sector' y un colchón para insolvencias de 575 millones de euros, lo que representa el un 374% de cobertura de los créditos dudosos.

æpermil;stos y otros banqueros reconocen que los impagos continuarán subiendo, pero se muestran confiados en que los sistemas de control de riesgos, el alto nivel de provisiones -tanto genéricas como específicas- y el estrecho control del Banco de España harán que la situación permanezca bajo control.

Las entidades cierran el grifo

A la vista del deterioro de las condiciones macroeconómicas, son muchas las entidades financieras que están endureciendo las condiciones para conceder financiación a promotores y a empresas. De acuerdo con una encuesta realizada por el Banco Central Europeo, durante el último trimestre de 2007 los principales bancos del continente hicieron más rigurosos sus estándares crediticios.

Esta tendencia se percibe tanto en los préstamos a empresas, cuyo índice pasó del 31% en el tercer trimestre al 41% en el cuarto trimestre, como en los estándares de los préstamos a particulares para la compra de vivienda, que aumentaron desde el 12% en el tercer trimestre, hasta el 21% en los últimos tres meses de 2007.

Menos préstamos

El BCE explica, en su última encuesta trimestral, que la mayoría de bancos ha registrado a final de 2007 una caída 'considerablemente' y 'significativamente negativa' de la demanda de préstamos para la adquisición de vivienda y créditos al consumo.