Crecimiento

El Banco de España dice que la economía se ralentizará en 2008

El subgobernador del Banco de España, José Viñals, señaló hoy que España registrará una mayor ralentización económica en 2008, pero que no es apropiado hablar de recesión, al tiempo que destacó que este proceso se producirá de manera "gradual" y que es positivo un reequilibrio del modelo de crecimiento.

Viñals, que participó en una conferencia económica en la IESE and Harvard Business School, respondió así a una de las preguntas de los asistentes, y destacó que "está teniendo lugar una desaceleración económica", pero que es un proceso "gradual".

A su juicio, es positivo que se produzca un "reequilibrio del modelo de crecimiento", aunque recordó que existen dos riesgos a tener en cuenta, que el entorno global tarde más tiempo en recuperarse y que el sector inmobiliario se ajuste más rápido de lo previsto.

Respecto Estados Unidos, Viñals también destacó que no entrará en recesión, aunque su ralentización va a ser más pronunciada de lo previsto. No obstante, resaltó que si la economía estadounidense no van tan bien como lo previsto, tendrá consecuencias en todo el mundo.

Sobre el sistema bancario español, Viñals destacó que es excelente y moderno, y que los bancos españoles están en buena posición para hacer frente a los retos que surjan, así como para afrontar la situación financiera actual.

En este sentido, recordó que una buena situación económica no se puede explicar sin tener en cuenta el sistema bancario, y que es condición necesaria tener un sistema "solvente y eficiente" para la estabilidad.

Respecto a las turbulencias por las que atraviesa el sector financiero, Viñals destacó que tanto los bancos como los reguladores han aprendido "lecciones" y que las entidades españolas cuentan con provisiones para hacer frente a las turbulencias.

En este sentido y en respuesta a una pregunta sobre la posibilidad de que el Banco de España haya pedido a las entidades que aumenten sus provisiones, Viñals señaló que éstas tienen la capacidad suficiente para adoptar las medidas necesarias si se produce una situación de más riesgo, y que el Banco de España ha actuado dentro de los cauces normativos y regulatorios.

No obstante, recordó que si extiende la crisis, todos los bancos podrían verse afectados y que es importante que haya una mayor interacción entre los supervisores de todo el mundo.

Viñals también señaló que los bancos españoles se han posicionado bien para aprovecharse de las buenas operaciones que se han presentado, pero que "hay que seguir echando semillas para seguir cosechando en el futuro".

Por último, recordó que las entidades tienen bonos de titulizacion y cédulas hipotecarias de gran calidad porque, entre otros motivos, los criterios para conceder esos créditos han sido "exigentes" y con gran garantía legal.