Reacciones políticas

"España del pasado a ritmo de bolero"

Las reacciones políticas a la letra del himno elegido por el Comité Olímpico Español (COE) y la SGAE no se han hecho esperar. A tenor de los comentarios que varios diputados de diferentes grupos parlamentarios han hecho en el Congreso, se puede decir que la letra no les entusiasma.

El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, asegura que la letra propuesta para el himno se identifica más bien con "la España del pasado a ritmo de bolero". "Suena rancia hasta el punto de que si José María Pemán levantara la cabeza lo denunciaría por plagio", afirmó.

La propuesta tampoco entusiasma a la ex ministra de Cultura Carmen Calvo. "No me gusta nada", sentenció. Calvo entiende que la letra suena "vetusta" y que utiliza expresiones "propias del pasado", que no se corresponden con los valores y los principios de una sociedad moderna". Esos términos "no son los que pueden identificar a la mayoría de los españoles del siglo XXI", zanjó.

El portavoz socialista en el Congreso, Diego López Garrido, ha sido también preguntado por los informadores, pero ha evitado entrar en evaluaciones de la letra, ha recordado que se trata de una mera propuesta que para hacerse oficial debería superar antes un trámite parlamentario y ha bromeado sobre su capacidad para cantarlo.

æscaron;nicamente el secretario general del grupo parlamentario popular, Jorge Fernández Díaz, ha admitido que no le parece mal, pero subrayó que para hacerla oficial es imprescindible que haya un ¢amplio acuerdo¢ entre los dos grandes partidos.

El presidente de la Asociación de Escritores de España Juan Mollá, por su parte, ha declarado que suena "antigua" y ofrece una visión de España inapropiada: "los verdes valles están bien para el himno de Cantabria o de Asturias, pero no pegan con los secarrales castellanos".