Novedad

British Airways lanza una nueva filial para volar a Estados Unidos

British Airways puso en marcha ayer una nueva filial que cubrirá nuevas rutas entre Estados Unidos y Europa. Se llama OpenSkies, nombre que celebra el acuerdo de cielos abiertos que motiva su creación. 'Este acuerdo es el mayor paso dado en 60 años para la liberalización del sector de la aviación entre EE UU y Europa. Supone poder volar entre cualquier destino entre ambos', remarcó el presidente de la aerolínea, Willie Walsh.

La nueva filial comenzará sus operaciones en junio con vuelos diarios desde Nueva York hacia Bruselas y París. Empezará con un sólo avión Boeing 757. A la flota se unirá otro 757 a finales de año para volar a otro destino europeo. El objetivo es alcanzar los seis aviones de este tipo a finales de 2009.

Los aviones tendrán capacidad para más de 82 pasajeros, con tres espacios en cabina: business, premium economy y economy. Aproximadamente, el 60% de los ingresos que logra la aerolínea provienen de las ventas de asientos en primera clase y business, según se refleja en sus resultados más recientes.

El presidente de la aerolínea, Willie Walsh, señaló ayer además que esta iniciativa es una nueva 'aventura' para la aerolínea. 'Estamos seguros de que tendrá un gran éxito para continuar con la fortaleza de la marca de British Airways en Estados Unidos y Europa', añadió el presidente.

El director de la nueva compañía será Dale Moss, ex director de ventas de British Airways. Moss señaló que el objetivo de OpenSkies pasa por dar un cuidado elevado a sus pasajeros.

El acuerdo permite a British Airways independizarse del aeropuerto de Heathrow, en Londres, la instalación con mayor tráfico aéreo del mundo. Por otro lado, la aerolínea también anunció que el próximo octubre lanzará una nueva ruta aérea desde Londres hasta la ciudad india de Hyderabad.