Ralentización económica

El desempleo estadounidense alcanza el nivel más alto en dos años

El número de desempleados se incrementó en 474.000 personas en diciembre, hasta 7,7 millones, y el índice de paro llegó hasta el 5%, frente a los 6,8 millones de parados del mismo mes del año anterior, cuando la tasa de paro se situó en el 4,4%.

El incremento del empleo registrado en el sector servicios, incluyendo servicios técnicos, de salud y alimentarios, fue ampliamente contrarrestado por las pérdidas de empleos en los sectores de la construcción y de las manufacturas.

La economía tuvo el mes pasado una ganancia neta de apenas 18.000 puestos de trabajo. El consenso del mercado pronosticaba que el dato de creación de empleo no agrícola se movería en una horquilla de entre 58.000 y 74.000 empleos, señalando que cualquier referencia que se situara por debajo de este rango podría anticipar una severa contracción del crecimiento económico.

De este modo, tras los malos datos de empleo ganan fuerza las tesis de aquellos que apuestan por nuevos recortes de tipos por parte de la Reserva Federal en su próxima reunión del 30 de enero que podría situar los tipos federales en el 4%, el mismo nivel que el marcado por el BCE, o incluso por debajo si decidiera acometer como ya hiciera el pasado 18 de septiembre una reducción de medio punto porcentual.

Actividad de servicios

Por otro lado, la actividad del sector servicios en EE UU disminuyó en diciembre a un mínimo en nueve meses, aunque la baja fue menor a la esperada, mostró el viernes un informe.

El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM por sus siglas en inglés) dijo que su índice no manufacturero cayó a 53,9 el mes pasado, desde la lectura de 54,1 anotada en noviembre. La marca es la más baja desde un índice de 52,4 en marzo del 2007. Pero el índice se ubicó por encima del umbral de 50, lo que indica crecimiento en el sector. Los analistas consultados por Reuters esperaban una caída a 53,5.