Bolsas

La tensión geopolítica añade más incertidumbre a los mercados

El asesinato de Benazir Bhutto, ex primera ministra de Pakistán, puso ayer nerviosos a los inversores por los problemas geopolíticos que puede acarrear el suceso. Wall Street cayó y Europa resistió en positivo, aunque mermó las ganancias que acumulaba.

Los inversores van sumando problemas a medida que se acerca el final de año. A las incertidumbres económicas se ha añadido el asesinato ayer de Benazir Bhutto, líder opositora de Pakistán y ex primera ministra, que murió en un atentado que causó además la muerte de al menos otras 16 personas. El acontecimiento marcó la apertura bajista de Wall Street y el cierre en Europa. Una hora después de iniciarse la negociación en Estados Unidos, los principales índices perdían casi el 1%. Paralelamente las Bolsas del Viejo Continente reducían las ganancias que acumularon durante la sesión, pero resistieron en positivo. El Euro Stoxx ganó el 0,46% (llegó a subir hasta el 0,94%) y mercados como el alemán, el francés o el inglés se revalorizaron el 0,45%, el 0,24% y el 0,29%. El Ibex, cayó el 0,22%.

En Estados Unidos, el Dow Jones terminó con un descenso del 1,42%, y el Nasdaq y el S&P, del 1,75% y 1,43%. El asesinato de Bhutto preocupa a los inversores en el sentido de que la tensión política se agudice en Pakistán, un país con capacidad nuclear, y que termine por afectar a los mercados del mundo, particularmente al del crudo.

Precisamente ayer el precio del West Texas, el petróleo de referencia en EE UU superó los 97 dólares (las reservas semanales bajaron en 3,3 millones de barriles). En Europa rozó récord.

Problemas para los bancos

La tensión geopolítica se ha unido a las incertidumbres del momento, que siguen teniendo como foco de atención a las subprime. Ayer Goldman Sachs dijo que Citi (-3,02%) podría verse obligado a recortar su dividendo en un 40% para preservar su posición de capital. No descarta, además, que tenga que anunciar provisiones por 18.700 millones de dólares. Goldman Sachs considera, por otra parte, que Citi, JPMorgan y Merrill Lynch se verán obligados a registrar en sus cuentas del último trimestre depreciaciones de activos.

En Europa, la sesión transcurrió sin grandes sobresaltos para la banca, que sumó el 0,25%. Banco Valencia fue el mejor del grupo al conseguir una revalorización del 2,44%. Entre los 10 sobresalientes también estuvo el Popular (1,38%), mientras que los grandes, el Santander y el BBVA, ganaron el 0,27% y el 0,12%. Los valores que perjudicaron realmente al Ibex fueron las constructoras y las inmobiliarias: Colonial se depreció el 16,56%, Sacyr, el 5,19%, y Ferrovial, el 2,85%.

La recuperación de Telefónica a última hora (-0,13%) palió las pérdidas del selectivo, que en el peor momento llegaron a ser del 0,72%. La Bolsa española estuvo ajena durante toda la sesión del resto de los mercados europeos, que en algunos casos llegaron a registrar ganancias cercanas al 1%. La apertura bajista de Wall Street empañó la penúltima sesión del año, que estuvo cargada también de referencias económicas con resultado mixto. El índice de confianza del consumidor subió en diciembre por encima de lo previsto, pero las solicitudes de desempleo semanales se incrementaron en 1.000 peticiones y los pedidos de bienes duraderos subieron el 0,1% frente al 2% previsto. El dólar reaccionó con un recorte del 1% sobre el euro.

Fuerte penalización a los pequeños

La sesión fue especialmente negativa para los valores de menor capitalización, y dentro de este grupo, las inmobiliarias y las constructoras se llevaron la peor parte. Inbesòs cerró con la segunda mayor caída del continuo (-16,21%) tras la de Colonial (-16,56%). Aisa, Astroc, Urbas, OHL se depreciaron el 11,97%, 8,68%, 6,85% y 2,32%. Hubo caídas importantes en otros valores como Funespaña (-9,29%), Dogi (-9,27%), Ercros (-8,82%), Lingotes Especiales (-8,35%) o Befesa (-6,82%). El comportamiento de ayer sigue en línea con lo que ha sido el último mes. La caída de las compañías de menor capitalización supera en más de dos veces a la del Ibex 35 (-3,20%). Concretamente el Ibex Small Cap pierde el 9,21%, y el Ibex Medium Cap, el 6,52%. De un plumazo se han borrado las rentabilidades que llegaron a acumular en el año, de más del 18%. Así, el balance de 2007 ha cambiado radicalmente para algunos valores. Astroc se perfila como la peor con una caída que roza el 90%. Y más del 50% bajan Natraceutical, Renta Corporación, Dogi, Ercros, Vueling, AISA y Urbas. Algunos analistas creen que se está produciendo un cambio de estrategia de los inversores a favor de valores de peso, y en contra de aquéllos que son pocos líquidos.